Qbstt

Posts Tagged ‘significado narnia’

Significados Narnia: agua y muerte

In Listado de entradas, Literatura on diciembre 25, 2010 at 01:00

Dice el punto 1220 del catecismo a propósito del bautismo: “Si el agua de manantial simboliza la vida, el agua del mar es un símbolo de la muerte. Por lo cual, pudo ser símbolo del misterio de la Cruz. Por este simbolismo el bautismo significa la comunión con la muerte de Cristo.”

Tras toda la aventura, los protagonistas se dirigen hacia el este. Una vez habían llegado al este, probaron el agua del mar y descubrieron que era agua dulce, tal y cómo se le había prometido en el “bautismo” del ratón Ripichip como en la entrada del bautismo. Entonces comparan el agua del mar con la luz de esta forma:

“-Se.., se parece a la luz más que cualquier otra cosa -dijo Caspian.-Eso es lo que es -dijo Ripichip-. Luz que se puede beber. Debemos estar muy cerca del Fin del Mundo ya. Hubo un momento de silencio y luego Lucía se arrodilló en la cubierta y bebió agua del balde. -Es lo más delicioso que jamás he probado -dijo con una especie de resuello-. Pero es bien fuerte. Ahora no tendremos necesidad de comer nada más.”

Cuando llegaron al final de su viaje “vieron algo maravilloso frente a ellos. Parecía como si un muro se irguiera entre ellos y el cielo, un muro gris verdoso, tembloroso, reluciente. Entonces salió el sol y lo vieron asomara través del muro, que tomó los maravillosos colores del arco iris. Después se dieron cuenta de que el uro, en realidad, era una gran ola, una inmensa ola, una ola sin fin, fija en el mismo lugar, como casi siempre ves al filo de una catarata.”

Es llamativo cómo Lewis hilaría el símbolo del agua desde la promesa en el peculiar “bautismo” de Ripichip hasta el final de la aventura en el mar de camino hacia el reino de Aslan. Compararía el bautismo con una clave o una promesa para llegar al cielo (reino de Aslan) y cómo el último paso del viaje hasta este reino se hace ascendiendo aguas arriba, por lo cual sería Aslan quien determina si se asciende o no.

Otras referencias:

Las siete espadas de Narnia y los siete caballeros

In Listado de entradas, Literatura on diciembre 23, 2010 at 01:00

Para demostrar la teoría de que en este mundo hay neocatecumenales pa’ to’ sigo con las explicaciones de Narnia.

Pienso que las siete espadas que tienen los siete caballeros de Telmar en la peli de Narnia simbolizan las siete virtudes: humildad, caridad, castidad, paciencia, templanza, compasión y diligencia. Esto sería así porque consideraría que estas virtudes serían las siete armas para combatir los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

Los caballeros de Telmar habrían fracasado porque habrían caido en sucesivas tentaciones.

En un momento de la aventura los protagonistas no tienen para comer y son guiados por la estrella hasta una isla en la que hay una mesa con un banquete preparado. Este banquete podría simbolizar la ecuaristía. La idea me parece bastante bonita, en medio de todos los acontecimientos de la vida, cuando tenemos hambre nos encontramos un banquete preparado para nosotros y ese banquete es la eucaristía. Los protagonistas podrían haberse dado media vuelta cuando sintieron hambre, se podrían haber planteado qué comerían y qué beberían. El Señor lo tiene todo previsto, no elige a los capacitados sino que capacita a los que elige. En cada eucaristía Cristo vuelve a dar cumplimiento de la Pascua en su Cruz, así podremos experimentar el Cielo aquí mismo.

Cuando llegan allí encuentran a tres de los caballeros dormidos en la mesa. Al principio pensaron que la comida podía estar envenenada pero no era así, el banquete está preparado para que los hambrientos coman de él. Los caballeros estaban dormidos porque no se presentaron en condiciones al banquete. Antes del banquete es necesaria la reconciliación con el hermano e ir libres de pecados graves.

Otras referencias:

Significados Narnia: Bautismo

In Listado de entradas, Literatura on diciembre 20, 2010 at 01:00

Últimamente veo que hay bastante interés por el significado de ciertos aspectos de la última peli de Narnia. Dado que mi atrevimiento sólo es comparable a mi enorme ignorancia se me ha ocurrido hacer una pequeña serie de comentarios sobre ciertos aspectos del libro que ha inspirado esta película. Si alguien quiere contribuir con sus comentarios, aclaraciones y correcciones estaré encantado y agradecidísimo de recibirlos.

Casi al comienzo de la aventura el ratón Ripichip hace el siguiente comentario:

cuando estaba en mi cuna, una ninfa del bosque, una Dríada, recitó este verso sobre mi cabeza:

‘Donde el mar y el cielo se encuentran,

donde las olas se hacen más dulces no dudes Ripichip,

que encontrarás lo que buscas.

Allí en el Oriente absoluto’

– En realidad -continuó el Ratón- no entiendo el significado de estas palabras,

pero su sortilegio me ha acompañado siempre.

En la cultura pagana las ninfas son personificaciones que dan vida a la naturaleza, la mayoría de las veces identificadas con el flujo dador de vida de los manantiales. Estas creencias solían identificar los ríos con dioses y las fuentes con ninfas divinas. Las dríadas en concreto son ninfas que habitan en un roble y se hallan unidas a este roble de por vida. Incluso podríamos identificar ese roble con el reino de Dios (ver entrada Significado del árbol de navidad (punto 2)) por lo que la dríada podría ser algo así como el espíritu del árbol.

Teniendo en cuenta esto acerca de las ninfas (manantial de agua y espíritu del árbol), interpretaría que podría ser una alusión muy peculiar al bautismo por aquello de “recitó este verso sobre mi cabeza”.

Según el punto 1213 del catecismo: El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu (“vitae spiritualis ianua”) y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión.

Otras referencias:

Las siete espadas de Narnia

In Listado de entradas, Literatura on diciembre 9, 2010 at 00:09

Hace relativamente poco tiempo estuve viendo en DVD las pelis de Narnia. Me gustaron, pero había algo que me resultaba extraño. Busqué datos del autor de los libros, C. S. Lewis. Bien, fue un converso al cristianismo. Según parece se convirtió al anglicanismo aunque con posturas muy cercanas al catolicismo. Además, fue amigo de Tolkien y en su conversión influyó la lectura de Chesterton.

Ayer mismo estuve viendo en el cine la nueva de Narnia y tengo que confesar que me encantó.

Tras la peli he buscado en el catecismo las siete espadas, perdón, quería decir las siete virtudes para salvar el alma: humildad, caridad, castidad, paciencia, templanza, compasión y diligencia.

Seré bueno y no diré más.

He dejado en la sección de Recursos (arriba justo debajo del título del blog), en el punto 3, un extracto del libro (Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Explorador del Amanecer) que me ha gustado especialmente.

Otras referencias: