Qbstt

Archive for the ‘Cultura de la Vida’ Category

¿De qué te escandalizas? ¿De lo que defiendes?

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on septiembre 23, 2011 at 10:50

Dice El País aquí:

El informe revela que al año se practican un millón y medio de abortos selectivos de hijas. Además, otro medio millón de niñas menores de cinco años mueren víctimas de la discriminación en hogares pobres que optan por dedicar sus escasos recursos a los varones en lugar de a las féminas.

La odiosa práctica del aborto selectivo de niñas se utiliza sobre todo en China, India y Corea del Sur, países en los que desde hace más de una década se ha prohibido el uso de ecografías para detectar el sexo del feto y los médicos cometen delito si informan al respecto. Pese a ello, en los últimos 20 años han aumentado los feticidios de niñas en China hasta más de un millón en 2008. En India, sin embargo, hubo un ligero descenso, aunque el informe revela Lee el resto de esta entrada »

El escaño de la Vida

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on septiembre 19, 2011 at 22:43

No nos engañemos, tanto en PP como el PSOE son partidos abortistas.

¿Cómo estamos hoy gracias al apoyo a estos dos partidos?

Pues según los datos que proporciona el Instituto Nacional de Estadística a fecha del 2009 se mataban al 20% de los hijos concebidos. Es decir, en uno de Lee el resto de esta entrada »

Una huelga que salva vidas

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on septiembre 16, 2011 at 08:41

Leo

Las clínicas abortivas de Castilla La-Mancha, en huelga

Por fin algo bueno! Obviamente suscribo la huelga.

Una huelga que salva vidas…

Una preocupación, el último párrafo:

No obstante, las clínicas han dejado claro en un comunicado que seguirán atendiendo a mujeres que “tengan una especial situación socio-sanitaria o económica”.

¿Qué quiere decir con “especial situación”? ¿Qué van a matar a los hijos de los probres o de los ricos? No me queda claro.

Mejor no mantengáis servicios mínimos, hermosos. Lee el resto de esta entrada »

El lío este de tener hijos

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on septiembre 11, 2011 at 22:29

El otro día bajé al café, sólo se apuntó uno de mis compis. Cosas de los plazos de entrega, ufff, buffff, ¡joé! soy más quejica que los israelitas que peregrinaban por el desierto. Lo sé, pero es que uffff…

Ya que estábamos los dos aprovechó a comentarme que iba a tener otro hijo, bueno esta vez una niña. Me alegro un montón por él. ¡Enhorabuena! El hombre tiene dos preocupaciones. Una, su mujer quiere tener tres hijos y como él es hijo único se siente más bien inseguro al saber como “domar tres fierecillas”. La otra es que su mujer está mala del tiroides y los embarazos la ponen bastante mal.

¿Qué decir? ¡Le comprendo perfectamente! Vamos, mi mujer no tiene ningún problema, gracias a Dios, pero siempre uno se preocupa por saber si todo irá bien en el embarazo. Por ella y por el pequeñajo. Así que lo único que se me ocurrió decirle (sin mucha convicción) es lo que me dice a mí mi profe de pintura: “tu no te preocupes, el primer hijo lo cría el pediatra, el segundo la madre y el tercero se cría sólo”.

En fin, yo en esto de los hijos, después de Lee el resto de esta entrada »

¿Puedes devolver la vida?

In Cultura de la Vida, Listado de entradas, Razones para la fe on septiembre 4, 2011 at 19:36

Gandalf:

“Gollum merece la muerte. La merece, sin duda. Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos.” La Comunidad del Anillo. J. R. R. Tolkien

Como peregrinos en medio de lobos

In Cristianos en la historia, Cultura de la Vida, Listado de entradas, Persecución on agosto 19, 2011 at 23:49

El día del orgullo zombie llegó.

Y los peregrinos como corderos en medio de lobos. Parece el via crucis, en camino a la Resurrección. Parece el desierto, en camino a la tierra prometida. Parece la huida de egipto, en camino a la libertad. Éste es el germen, pero la peregrinación por el desierto será larga, muy larga…

Un zombie no soporta que la sociedad laicista basada exclusivamente en el materialismo sea un estrepitoso fracaso… Y para demostrar lo del refrán aquel que decía que cuando el tonto coge una vereda ni la vereda deja al tonto Lee el resto de esta entrada »

Día del orgullo zombie. Zombie Parade

In Cultura de la Vida, Listado de entradas, Persecución on agosto 11, 2011 at 08:52

Los indignados del 15-M convocarán la manifestación anti-papa cuando y donde quieran. La cosa es así de macabra. A mí me recuerda a la zombie parade o día del orgullo zombie.

Zapatero, y quien dice ZP dice el zapaterismo, intentó revivir al muerto cual brujo vudú. ¿qué consiguió? Pues un zombie. Por mucho que lo maquillen sigue muerto, muerto aquí y muerto en el resto de Europa. Los zombies no engendran nada, son estériles en todos los sentidos, pero tienen una cosa, que si te muerden se contagia. A los zombies les gustan sobre todo los cerebros jóvenes, y así se propaga la cosa pues por sus propios medios no pueden hacer otra cosa.

En la economía nada, tiró de lo Lee el resto de esta entrada »

Y cantarán: ¡felicidad!

In Cuentos y relatos, Cultura de la Vida, En la Iglesia, Listado de entradas on agosto 10, 2011 at 01:00

Marta se apresuró. Llegaba tarde. Dobló la esquina y allí vió a María, esperándola. Ella siempre llegaba tarde y a María la tocaba esperar, a pesar de eso siempre la recibía con una sonrisa. Qué paciencia tenía… Por fin se encontraron y se saludaron. Sin más preámbulos empezaron a andar en dirección a la facul. Las dos estaban en la misma clase de segundo de filosofía.

La profesora entró cuando ya estaban sentadas. Entró con paso firme y segura de sí misma. Dejó el portátil encima de la mesa y sonrió. A Marta se le antojó que era una sonrisa un tanto burlesca y se puso tensa. La pareció un cierto contrasentido que fuese ella, la alumna, la que tuviese manía a la profesora, pero siendo sincera con ella misma era la verdad. No la aguantaba, o mejor dicho, la aguantaba por ser la profesora, pero a duras penas. La parecía que se aprovechaba de su puesto de profesora para intentar adoctrinarles en su ideología. Y no lo podía soportar. Era superior a sus fuerzas. Aún recordaba la defensa que hizo del aborto, en plena clase ¡y sin Lee el resto de esta entrada »

¿quién no pide pan a Dios? Pídele hospitalidad

In Cultura de la Vida, En la Iglesia, Listado de entradas on julio 19, 2011 at 15:26

Pues eso, ¿quién no pide pan a Dios? Siempre le pido a Dios para mi familia salud,  dinero o que nos mantenga unidos. Digo dinero y no trabajo porque un hermano de comu algo graciosete me dice que trabajo hay mucho, pero trabajo remunerado poco, jeje. Al final lo que queremos son recursos económicos más que trabajo en sí…

Pero ha tenido que ser un chaval de catorce años el que me haya enseñado la mejor de las peticiones para mi familia: que seamos una familia humilde y que nunca falte la hospitalidad. Hospitalidad no sólo con amigos y familiares sino por ejemplo acogiendo a los peregrinos que vienen a la Jornada Mundial de la Juventud. Pero no sólo eso, sino acogiendo con hospitalidad una nueva vida en la familia. Porque probablemente uno de los grados más altos de hospitalidad es estar abiertos a recibir un nuevo hijo o hermano en la familia. Porque cuando decimos eso de: bendito el que viene en nombre del Señor… ¿no es algo obvio en el caso de una nueva vida que esté todavía en gestación?

El Señor tiene unos mensajeros muy curiosos. Y muchas veces no pasan de 14 o 15 años… 🙂

Desahuciados

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on julio 15, 2011 at 08:36

Leo aquí y me quito el sombrero. Ciertamente hay cosas por encima del dinero…

.

.

Por escrito –en la sección VIP de La Gaceta del pasado domingo- me mojé, sin importarme los argumentos técnico hipotecarios y financieros –que conozco- ni el riesgo a parecer ingenuo, contra ciertos desahucios y embargos de primeras viviendas, sobre todo en esos casos sangrantes en los que una familia sin ingresos ni recursos, tal vez todos en el desempleo, sufren una objetiva imposibilidad de pago. Lo hice, como allí escribí, porque hay cuestiones de principio si una sociedad quiere salvaguardar una dosis de justicia y humanidad, que nos permita mirarnos al espejo sin enrojecer de vergüenza ante nuestra enorme capacidad de insolidaridad y egoísmo, excusados en la suprema necesidad de salvar el mercado hipotecario, dogma fruto de convención y conveniencias del sistema, es decir, perfectamente modificable en aras de valores humanos superiores. Soluciones, también técnicas, las hay para ello… si se quiere. Avalado en esta postura, quedo estupefacto ante un hecho en apariencia menor y hasta alejado, pero que entiendo muy significativo. Vean.

La semana pasada acampó en Sol un grupo provida y se dedicó, con las formas respetuosas y poco estridentes que les caracterizan, a impartir información en favor de la vida de los concebidos, de ayudas a las madres embarazadas en situación de riesgo por tantas y tan variadas circunstancias desfavorables y, a veces, coactivas, y en contra de la solución del aborto. Reunieron unas miles de firmas. Estando en ello, un grupo de abortistas, reducido en tamaño pero duchas en el manejo del grito y la coacción, les rodeó y sin piedad ni respeto les increpó la defensa de la vida como si acampar en Sol fuera su monopolio. Lo que a mi me fascinó es que algunas de las feministas abortistas, simultáneamente, habían formado parte de los grupos que organizaron piquetes para impedir desahucios y lanzamientos por impago. Estuve a punto de llamar a mi psiquiatra para preguntarme si, al comparar ambas acciones, mi entendimiento mostraba alguna anomalía patológica. Me explico.

O sea que cuando un inquilino o un hipotecado no pueden pagar hay que defenderle contra el propietario o la entidad financiera. Hay que evitar a toda costa que se le lance a la calle, desencajado el rostro de ira y desesperación, agarrado a cuatro enseres, dos sillas de formica y un viejo colchón. Y hay que decirle al propietario o al banquero que hasta ahí podríamos llegar, que no piensen en sus egoísmos, que asuman su cuota de solidaridad y de responsabilidad con la parte débil y necesitada de protección. Hasta aquí podríamos aplaudir. Pero que los mismos grupos sean partidarios feroces –no quito sino que subrayo la palabra- del “otro” desahucio y lanzamiento, que lo es el del niño concebido, el ser más inocente y frágil de todo el mundo, cuya vida está por entero en manos de su madre, porque en ese caso a “la propietaria” del seno materno le resulta gravoso, indeseado, molesto e inconveniente su inquilino, que es nada más y menos que su “hijo”, francamente me parece un fascinante escándalo de contradicción insuperable. O sea que cuando los propietarios son otros, viva el débil e indefenso y caña a los dueños. Pero, cuando las “propietarias” o poderosas son ellas, cuando poseen el piso o útero y la vida del inquilino en sus manos, entonces al niño indefenso por gravoso e indeseable, eso vivo pero no humano, a eso se le desahucia de la vida en grado máximo, es decir, se le mata. Supongo que ya lo habían captado, los desahucios y lanzamientos por impago dejan en la calle, vivo y a la intemperie, pero no matan. El aborto, sí. En fin, ¡viva la luminosa y ejemplar congruencia de la progresía con los indefensos!