Qbstt

Si estuviera buscando la Iglesia auténtica, buscaría la que el mundo odia

In Listado de entradas on febrero 8, 2013 at 10:09

No tengo ni idea de qué le puede llevar a alguien a poner una bomba en un templo:

bomba catedral

No lo digo (sólo) por este caso, pero no deja de llamarme la atención que con la que está cayendo, con la crisis económica, social, educacional, legal, moral… haya gente que dirija sus enfados y su indignación precisamente contra la Iglesia, ¡qué gran injusticia!. He buscado una cita que en su día me llamó la atención:

“Si no fuera católico, y estuviera buscando la Iglesia auténtica en el mundo hoy en día, buscaría la Iglesia que no se llevara bien con el mundo; en otras palabras, buscaría la Iglesia que el mundo odia. Mi razón para esto sería, que si Cristo está en cualquiera de las iglesias del mundo de hoy, Él debería ser odiado igual que cuando estuvo en el mundo en carne y hueso. Si uno quiere encontrar a Cristo hoy, entonces busca la Iglesia que no se lleva bien con el mundo. Busca la Iglesia a la que se acusa de estar anticuada, como Nuestro Señor fue acusado de ser un ignorante y nunca haber aprendido nada. Busca la Iglesia de la que los hombres se burlan como algo socialmente inferior, como se burlaron de Nuestro Señor por venir de Nazaret. Busca la Iglesia acusada de servir al demonio como Nuestro Señor fue acusado de estar poseído por Belcebú, el Príncipe de los Demonios. Busca la Iglesia que el mundo rechaza por reclamar que es infalible, como Pilatos rechazó a Cristo por llamarse a sí mismo la Verdad. Busca la Iglesia que se encuentra entre la confusión de opiniones opuestas, sus miembros la aman y aman a Cristo, y respetan su voz como a la voz misma de su Fundador, y la sospecha crecerá si la Iglesia es impopular con el espíritu del mundo, entonces es que no es del mundo, y si no es de este mundo, es que es de otro. Puesto que es de otro mundo, es infinitamente amada y odiada como lo fue el mismo Cristo.” (Arzobispo Fulton J. Sheen)

Me temo que algunos con plena consciencia y otros pobrecillos llenos de prejuicios siguiendo a los anteriores están tratando de hacer de la Iglesia la “cabeza de turco” que creen que necesitan. Necesitan hacer culpables a otros y qué fácil es alimentar los odios…

Es todo un engaño, una “cabeza de turco” no es más que la pobre víctima del sacrificio que el demonio trata que le ofrezcamos.

Cristo, en cambio, vence ganando el perdón para todos ofreciéndose a sí mismo a la vez como víctima, altar y sacerdote…

Te adoro con devoción, Dios escondido,
oculto verdaderamente bajo estas apariencias.
A Ti se somete mi corazón por completo,
y se rinde totalmente al contemplarte.

Al juzgar de Ti, se equivocan la vista, el tacto, el gusto;
pero basta el oído para creer con firmeza;
creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios:
nada es más verdadero que esta Palabra de verdad.

[…]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: