Qbstt

¡Rasca y gana! Rasca un abortista, gana un fanático

In Listado de entradas on agosto 1, 2012 at 10:00
 1. Prueba oficial de la hipocresía del feminismo oficial al respecto del aborto eugenésico
Hace menos de un año ya escribí una entrada al respecto. Sobre el documento 12715 del 16/09/2011, Prenatal sex selection, redactado por un miembro del grupo socialista suizo en el Consejo Europeo. En este documento se lanza el aviso en contra de la selección prenatal del sexo puesto que en algunos ámbitos se está discriminando por el sexo del hijo para abortar. Es decir, si me gusta el sexo del hijo me lo quedo, si no me gusta lo aborto. En algunos lugares del mundo (Europa incluida) ha empezado a notarse una diferencia porcentual no natural entre el número de niños y niñas que nacen.
Entre otras muchas cosas en este documento, redactado por socialistas, se lee:
“La selección prenatal del sexo debe ser condenada, como fenómeno que hunde sus raíces en una cultura de la desigualdad de género y refuerza el clima de violencia contra las mujeres.”
 “la selección prenatal del sexo pone en duda los valores fundamentales […] tales como la igualdad y la dignidad de los seres humanos, no discriminación y la protección de la dignidad de la persona”
Tan sólo una pregunta, o muchas, ¿por qué el conocimiento prenatal del sexo del hijo pone en duda la “igualdad y la dignidad de los seres humanos” y el conocimiento prenatal de alguna discapacidad para su aborto con fines eugenésicos no? ¿acaso no tenemos todos los mismos derechos, discapacitados o no? ¿por qué se pone en alerta frente a la discriminación sexual y no en el caso de discriminación contra los discapacitados?
Sí, la selección prenatal por causa de la discapacidad es tan discriminatoria como la selección prenatal del sexo. Lo otro es hipocresía.
Por otro lado,
Creo que teniendo en cuenta su sensibilidad se podría decir que el único monstruo que hay aquí es ella y su comentario. No hace falta rascar mucho, simplemente dejándo hablar a los abortistas uno descubre el monstruo que llevan dentro, su cara más amarga y rancia. Lo peor es el final:
“Señor Ministro, ¿no le parece que antes de dar vida a los monstruos debería ocuparse de que no se resquebrajara la dignidad de los vivos, y defender para ellos trabajo, vivienda, educación y sanidad?”
¿”Dar vida a los monstruos”? ¿”dignidad de los vivos”? ¿es que se piensa que el ser humano antes de nacer está muerto? ¿es que se piensa que el ser humano pasa por arte de magia de ser un “ser vivo” de especie indeterminada a ser humano, de ser no humano a ser humano sin más? No, señora (por decir algo). Los seres humanos de los que habla no existen o dejan de existir por “deseo” de nadie, aunque sea ministro o mujer-monstruo como usted. Como mucho se les puede matar o no, pero no “dar vida”, con dejarles tranquilos les basta para desarrollarse normalmente. Usted con su pensamiento no “crea” la realidad ni da vida a nada. La realidad no “existe” porque lo “desee” alguien, la realidad ya está ahí nos guste más o menos, el ser humano en gestación ya está ahí y podemos hacer dos cosas, o matarle e insultarle tratando de despersonalizar al ser más indefenso e inocente del mundo o hacer lo que genuinamente sabe hacer una madre y un padre: acoger la frágil y preciosa vida que se está desarrollando en el útero materno y que, por mucho que se empeñe quien se empeñe no es una parte de la madre, es un ser humano independiente que necesita de amor y protección. (Y, ¿no debería el estado proteger al indefenso y tratar de asegurarse en la medida en que se pueda (y se puede aunque no quieran los políticos, ¡se puede!) de que dispone de los recursos necesarios?)
La realidad no existe o deja de existir porque nosotros la pensemos o la deseemos. Y lo agradezco, porque no me gustaría vivir en el “mundo” de la mente enfermiza de esta gente o de cualquier otro hitleriano al estilo que sólo considera que algunos merecen estar vivos. El anti-realismo es un absurdo, una corriente filosófica asquerosa con nefastas consecuencias en la historia, especialmente a lo largo del siglo XX. No es más que considerar irracionalmente que somos el ombligo del mundo, los creadores o destructores de lo que nos apetece. No, las cosas que existen, existen independientemente de que las veamos, pensemos o deseemos. El anti-realismo es no querer ver nuestra posición dentro de la naturaleza. Es pura soberbia (y una estupidez).
Teniendo en cuenta que el abortismo no tiene argumentos científicos/médicos ni morales para afirmar lo que afirma se limita a arremeter con insultos y mala cara contra los pro-vida diciendo no-se-qué chorradas de los cristianos en una especie de paranoia recalcitrante en la que se mete. Dejando de lado estas paranoias podemos decir que:
  1. La ciencia dice que el embrión es un ser vivo y que podemos conocer que tiene ADN humano, por lo que también es ser humano. Su ADN es específico y único, configura su propia individualidad independiente del de la madre, la cual desde la fecundación “únicamente” le proveerá de sustento. Su desarrollo normal sin intervención voluntaria ni necesaria de la madre conducirá a su nacimiento y normal desarrollo. Por lo que tendremos que admitir que no sólo es un ser vivo sino también es un ser humano en un estadio concreto de maduración y desarrollo. Dicha maduración y desarrollo proseguirá después del nacimiento hasta su muerte natural a pesar de lo cual nunca dejará de ser humano.
  2. La premisa moral es que todos los seres humanos tienen derecho a la vida precisamente porque son seres humanos. Es prácticamente la Regla de Oro del derecho, la justicia, la igualdad. Todos los seres humanos son personas, tienen esencia humana y, por lo tanto, son esencialmente iguales.
  3. La premisa legal es que la ley debe proteger los derechos humanos más básicos. Si todos los seres humanos son personas, si todos los seres humanos tienen el derecho a la vida, entonces la ley debe proteger el derecho a la vida de todos los seres humanos sin excepción.
La generosidad, honradez, hospitalidad… el amor -y no me refiero al amor romántico- es lo que salva al mundo y hace al hombre actuar según su naturaleza, es decir, hace vivir al hombre en la plenitud de su humanidad.
Anuncios
  1. […] Regás, después de llamar monstruos a los discapacitados en ElMundo, ha empleado su tiempo justificando porqué lo hizo (¿será posible?). Supongo que podría […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: