Qbstt

En tiempos de guerra, desármate

In Listado de entradas on junio 25, 2012 at 12:48

Realmente estoy convencido de que Cristo es el Príncipe de la Paz porque es el único que me desarma. Paradójicamente quizás ese sea también el motivo por el que aseguró que no había venido a traer la paz sino la espada…

El otro día en la Eucaristía, como era la fiesta del nacimiento de Juan, el Bautista, se hablaba del sentido mismo de la vida. Incluso el salmo elegido es el 138, “te doy gracias, porque me has escogido portentosamente”. Y se decía que a Dios no se le escapa lo que se nos pasa por la mente, que nos pensó antes de nacer y que tiene una misión para nosotros.

Sin embargo cuando uno piensa en un día cualquiera de su propia vida no tiene la sensación de ser un bicho escogido portentosamente. No tiene la sensación de ver portentos sino cosas más bien habituales. Mmm, veamos, ¿qué has hecho hoy? ¿has ido a trabajar? ¿has ido a la piscina? ¿has montado un mueble de IKEA? Bueno, quizá lo primero en España hoy en día sea un portento, pero aún así, no sé, uno se plantea si repasar las cinco vías a ver si se le escapó algo…

Supongo que en parte para eso está la Eucaristía, para volver tu vista hacia otras cosas, o mejor aún, para ver las mismas cosas con otros ojos. Hay cosas que a uno le deberían servir para desarmarle, que no es otra cosa que dejar sin armas a su propio ego, o descolocarle, que no es más que lograr que uno se apée del burro o se caiga del guindo, a veces incluso recuperar el santo que se le ha ido al cielo. Sip. Dios hizo cola, como cualquier hijo de vecino, a la orilla de un río, el Autor del Bautismo acudió a bautizarse. El Rey del Universo entró en la Ciudad Santa montado en un asno, Quien siempre te acompaña terminó sólo hasta casi el mismo momento en que el Autor de la Vida murió.

Incluso puede que uno con nuestros ojos viese desde lejos la cola a la orilla del río con Juan el Bautista sumergiendo en las aguas del Jordán y llamando a la conversión y no se enterase absolutamente de nada. Quizá se sintiese decepcionado porque todo le pareciese de lo más común, de lo más rutinario. ¿Dónde está Dios? ¿dónde Sus maravillas? Preguntarían sus rutinarios ojos ciegos. Cuando uno se encuentra con algo bello por primera vez se sorprende y puede que incluso abra mucho los ojos, encuentra en ello algo valiosísimo. Tiende a verse pequeño ante la belleza. Pero la rutina mata la sorpresa y entorna los ojos y la vista. La rutina tiende a ver las cosas con la mirada cansada del que lo da todo por supuesto. Tiende a alucinar creyendo ver el fondo del insondable abismo del misterio cuando únicamente está observando sus propios párpados cerrados. La rutina, como la soberbia, hace que uno crea ver más allá cuando sus ojos se han dado la vuelta y sólo se miran a sí mísmos. Es la que reduce lo bello a un mero adjetivo que califica un objeto de forma aleatoria sin darse cuenta que el azar es el cataplasma con el que tapamos nuestra ignorancia, que únicamente podemos estar seguros de cuando una secuencia numérica no es aleatoria, pero nunca podemos asegurar con total certeza de que una secuencia es realmente aleatoria. Sólo la humildad hace que podamos ver la belleza cada día y que cada día nos vuelva a sorprender, nos vuelva a seducir. La humildad quizá pueda evitar que se diga que hemos dejado nuestro primer amor. Quizá la humildad sea el antídoto contra la mirada castrada de la soberbia, de la rutina y el aburrimiento.

Me pregunto si es la rutina la que en pequeñas dosis pueda a veces engendrar la soberbia o no serán más bien pequeñas dosis de soberbia las que a veces hacen que nos volvamos rutinarios.

Dicen que El Humilde, en cambio, «se vació a sí mismo» (Flp 2,7). Sólo los humildes supieron reconocer la cama del Rey que había tenido a bien bajar hasta aquí:

Los límites del espacio y el tiempo del Universo.

Los quasars, los objetos más lejanos que podemos ver

Las galaxias más lejanas

La nuestra, la Vía Láctea

El Sistema Solar

La Tierra

Oriente medio

Nazaret

Por cierto, parte de las imágenes están sacadas de este vídeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: