Qbstt

Un hombre que ha dedicado su vida a construir él solo una catedral, ¡haz una locura antes de volverte loco!

In Listado de entradas on marzo 29, 2012 at 23:34

El otro día saliendo de una penitencial me encontré primero a un amigo que me aseguró que los católicos estamos locos, jejeje, quizás lo haya entendido bien. Luego, casualidades de la vida, me encontré a un conocido que trabaja en algo parecido a lo mío que me preguntaba cómo era posible trabajar en eso sin estrés, por lo visto no le dejaba dormir.

Pensando en las dos conversaciones me parto de risa.

En algún punto de la historia el mundo se ha vuelto un coñazo!!! Es aburridísimo, ¡mándalo a paseo!

Haz una locura, lo que este mundo loco entiende por locura: rápate la cabeza, vístete con un saco y corre a vivir en el desierto. O apúntate a un flashmob eucarístico y canta letanías arrodillado. O en Cuaresma, el día que te llegue la nómina vete al banco, saca todo tu sueldo y dáselo a una familia de tu barrio de esas que les han cortado la luz y se alumbran con velas. O el día de tu jubilación, vete a tu casa, coge tu mochila y empieza andar desde allí, en Suiza, hasta Santiago de Compostela, sólo hay unos dos mil kilómetros de nada. O reúnete con tus amigos en Jaca sin comida ni dinero y peregrina hasta Santiago viviendo de lo que te vayan dando por el camino por caridad. O agujerea un bidón metálico, llénalo de incienso y quémalo mientras lo balanceas con una soga larguísima en medio de una catedral. Dedica tu vida a construir una catedral en un pueblecito tú sólo y que te llamen loco! Porque el que conoce su misión, el que conoce el sentido de su vida será el más cuerdo de todos…

A menudo escrutamos nuestro corazón con la intención de saber si lo que hacemos es correcto o no, si lo hacemos por las razones adecuadas, ¿lo hago por orgullo? ¿lo hago por codicia?, nuestro corazón trata de moldear nuestras acciones. Pero a veces ocurre lo contrario, nuestras acciones moldean nuestro corazón. Las acciones físicas también pueden moldear nuestro corazón. ¿Una peregrinación es motivada por buenas cualidades de nuestro interior? Quizá… ¿Nuestro interior obtiene ciertas cualidades a causa de nuestra peregrinación? Quizá!

No sabría decir si puedo encontrar la pureza de corazón necesaria para dedicar mi vida a construir una catedral. ¡Pero puedo acarrear ladrillos y amasar cemento para construirla! Y quizás ladrillo a ladrillo vaya construyendo una catedral también en mi corazón. Y el culmen de la perfección de la “comida física” de Dios para nuestra renovación espiritual es… la Eucaristía!

Y yo diría que es mejor hacer todo esto antes de cumplir ese aburridísimo refrán que ha hecho al mundo aburridísimo: “Aquí todo el mundo va a lo suyo menos yo que voy a lo mío”.

Justo Gallego es ese hombre que lleva cuarenta años construyendo él sólo una catedral en Mejorada del Campo, a unos 25 kilómetros de Madrid. Y la señora catedral que está construyendo en honor de la Virgen del Pilar no es cosa pequeña, tiene 50 metros de largo por 20 de ancho, una cripta subterránea, unas torres de 30m, una gran cúpula de 25m de diámetro y 11m de altura, dos claustros interiores con altos cipreses, cuatro viviendas para religiosos, grandes vidrieras y hasta un baptisterio exterior.

¿Cómo?

Es que dice que su lema es “servir primero a Dios, luego al prójimo y por último a mí mismo”.

Entiendo.

Pues eso, vete a una vigilia de seis horas y luego vete por ahí a continuar la celebración, tatúate en el brazo o en la espalda el Bautismo del Señor del Greco, reza el rosario, si te va la música compón una sinfonía a Nuestra Señora, peregrina a Lourdes de rodillas, baila en pelotas de pura alegría delante del Arca de la Alianza, predica a los pajarillos que encuentres, clama por la libertad y cántale las cuarenta al tipo más poderoso del mundo…

Pero si vamos a andar pensando en el qué dirán, o lo haces por esos carteles luminosos que indican el camino al infierno y que se llaman halagos casi mejor dejarlo. Porque el único público que importa es el Señor. La única obediencia que salva es la obediencia al Señor. ¡La obediencia nos salva! La única búsqueda que importa es la del Señor…

¿Y con qué cara se hace todo eso? Pues yo diría que viene siendo algo así:

O así:

(Flashmob eucarístico)

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=cZ5aYoSr3Hg%5D

O así:

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=8gzm9Qg9Pe0&feature=youtube_gdata_player%5D
Anuncios
  1. Me apunto a alguna “locura” similar a estas, que son las que ayudan a centrar el sentido real de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: