Qbstt

La teoría de las almas rotas y la sorpresa del Kerigma

In Listado de entradas on enero 26, 2012 at 14:51

Existe una teoría que se llama “ventanas rotas” (broken window theory) que uno puede observar e incluso yo diría que también experimentar en carnes propias.

El principio parte del ejemplo de un edificio perfecto que se encuentra sin mantenimiento y en un momento concreto aparece una ventana rota. Si esa ventana no es reparada o sustituida, pronto aparecerá otra ventana rota. Algunas más en poco tiempo. Tras esto comenzará a amontonarse la basura en las puertas del edificio y alrededores. Poco a poco se incrementará la sensación de inseguridad y abandono. Y al final la degradación terminará atrayendo un foco de delincuencia alrededor del lugar.

Es decir, todo comienza por una mínima infracción, aparentemente inofensiva, pero después la cosa acaba degenerando rápidamente. Una anécdota, es que el alcalde de Nueva York Giuliani incluyó esta teoría en su programa electoral. Encargó al jefe de policía que fuese estricto con los pequeños hurtos, grafitis, gente que se colase en el metro… Y los índices de delincuencia bajaron considerablemente y en mayor proporción al número de detenidos.

Y es que esa primera sensación o percepción de abandono (la primera ventana rota) produce una cierta relajación extra y dicha sensación creciente de abandono se termina plasmando en la realidad. Y esto provoca todavía una mayor sensación de abandono que se volverá a hacer realidad de nuevo. Y así sucesivamente hasta que la sensación de impunidad se hace cada vez más y más fuerte.

Y es así como yo creo que, en cierta manera, también se manifiesta la relación entre nuestros pecados y el sacramento de la confesión. Ese pecado, ese dar la espalda a Dios, supone esa primera ventana rota que provoca una cierta sensación de dejadez que puede hacer que se plasme en más pecado en la realidad. Y poco a poco y apenas sin darnos cuenta, nos vamos alejando progresivamente cada vez más de Dios. Al final, si no ponemos remedio, el abandono puede ser total.

En un video de un experimento urbano se puede ver una bici en una calle del Soho de Nueva York fotografiada cada día. Al principio parece que no pasa nada, entorno al día 230 desaparecen varios accesorios de la bici, en seguida, entorno al día 270: adios bici.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=NZcXF10Ir9Q%5D

Éste siempre parece el final previsible para las cosas materiales, el desmoronamiento de todo. Por eso el Kerigma es sorprendente, por eso encontrarse con Cristo resucitado es sorprendente, porque da un giro inesperado a lo que estamos habituados a ver. Es Cristo quien da a la película de la vida un final inesperado, que no es la muerte, es la vida. Dios rehace todo hasta la eternidad.

Por eso se suele pedir “Oh, Señor, envía tu espiritu, que renueve la faz de la tierra”. Por eso es bueno restaurarte con la Eucaristía y la confesión…

Más ejemplos curiosos de la teoría de las ventanas rotas en este enlace al PEO (Periódico Enemigo de los Obispos)

—————–

Nota interesante de un comentarista:

Se aplica también a temas bioéticos, como la eutanasia, que te dicen que será siempre “en un entorno muy controlado”. ¡JA! Es como dejar un coche con puertas rotas “en un entorno muy controlado”…

O el matrimonio gay. ¿En qué me afecta que dos tipos del mismo sexo tengan un papel que dice que son matrimonio? Pues en que matrimonio pasa a ser “otra cosa”… ¿Qué cosa? ¡¡¡Cualquiera, irá cambiando!!

¿Bodas gay? Una ventana rota. ¿Divorcio posible? Otra ventana. ¿Divorcio fácil? Quitar la puerta. ¿Poligamia voluntaria? Quitar las ruedas… ¿Equiparar derechos de parejas y matrimonios? Fuera el motor…

Al final, sin ruedas, sin motor, sin cristal, sin puerta… eso no es un coche.

Sin indisolubilidad, sin complementarioedad hombre-mujer, sin apertura a la fertilidad, sin protección legal… eso no es matrimonio.

Anuncios
  1. Gracias por las muestras de afecto que manifestado usted en mi blog… hacia mi perro.
    Yo ya soy solamente un alma rota. He perdido la autoestima por culpa de los amables comentaristas. Supongo que no tardará en sobrevenirme una ruina completa. Mientras espero el fatídico desenlace de mis días me consuelo con un nuevo blog que he titulado “Musiquita” http://musicaque.blogspot.com/ y en el que pasaré mis días con Myrtle la Llorona.

  2. jejeje, venga, le dejaré un comentario en su nuevo blog para ayudarle a “desromper” su alma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: