Qbstt

Satan fell by force of gravity

In Listado de entradas on enero 17, 2012 at 09:13

El otro día un amigo comentó que no puede existir un Dios por ahí encima de todos viéndonos como si fuésemos hormiguitas y con un enorme dedo encima a punto de aplastarnos.

Realmente creo que tiene toda la razón, bueno, sí que hay alguien por ahí encima de todos viéndonos como si fuésemos hormiguitas, pero no es Dios, es el demonio. Porque eso de mirar por encima a los demás es el síntoma del orgullo, y ya sabemos quién es el orgulloso por excelencia. No en vano el mismo Chesterton escribía, en un juego de palabras genial “Satan fell by force of gravity” lo cual puede ser traducido tanto por “Satán cayó por la fuerza de la gravedad” como por “Satán cayó a fuerza de gravedad”. Sip, la gravedad es mu mala, decía Tomás Moro que “el diablo… el espíritu orgulloso… no puede aguantar que se mofen de él…” Así nos ve el demonio, como a bichos:

Lo cual podría explicar fácilmente el aspecto de algunas gárgolas…

Llamamos a Dios Altísimo precisamente porque aparece junto a la gente que vive en los agujeros más oscuros e inmundos, porque Él es el Humilde. Porque Él, que es Dios, se hizo hombre y murió apaleado y torturado ,clavado en un madero. Porque Él se puso en una cola, sí, Nuestro Señor esperó en una cola junto con los pecadores para ser bautizado.

La altura de Dios o, salvando la infinitud del salto, de un santo, es una altura (entre otras cosas) en humildad. Y es que Dios no sólo se hizo tan humilde que se hizo hombre, es tan humilde ¡que se hace Pan! “Yo soy el Pan vivo que he bajado del cielo (Jn 6,41)” Y desde ese punto de vista sólo mira desde arriba el que está abajo… Y estas son las humildes alturas, desde aquí todo es precioso:

Otra vez el genial Chesterton con el brillante Padre Brown que, por cierto me recuerda a cierto cura al que leo de vez en cuando…

-Creo que andar por estas alturas, aun para rezar, es arriesgado -observó el padre Brown-. Las alturas fueron hechas para ser admiradas desde abajo, no desde arriba.

-¿Quiere usted decir que puede uno caer? -preguntó Wilfrid.

-Quiero decir que, aunque el cuerpo no caiga, se le cae a uno el alma -contestó el otro.

-No le entiendo a usted -dijo Bohun.

-Pues considere usted, por ejemplo, al herrero -continuó el padre Brown-. Es un buen hombre, pero no un cristiano: es duro, imperioso, incapaz de perdonar. Su religión escocesa es la obra de hombres que oraban en lo alto de las montañas y los precipicios, y se acostumbraron más bien a considerar el mundo desde arriba que no a ver el cielo desde abajo. La humildad es madre de los gigantes. Desde el valle se aprecian muy bien las eminencias y las cosas grandes. Desde la cumbre sólo se ven las cosas minúsculas.

-Pero, en todo caso, él no lo hizo -dijo Bohun con tremenda inquietud.

-No -dijo el otro con un acento singular-. Bien sabemos que no fue él.

Y, después de un instante, contemplando tranquilamente la llanura con sus pálidos ojos grises, continuó:

-Conocí a un hombre que comenzó por arrodillarse ante el altar como los demás, pero que se fue enamorando de los sitios altos y solitarios para entregarse a sus oraciones, como, por ejemplo, los rincones y nichos de los campanarios y chapiteles. Una vez allí, donde el mundo todo le parecía girar a sus pies como una rueda, su mente también se trastornaba, y se figuraba ser Dios. Y así, aunque era un hombre bueno, cometió un gran crimen.

El Martillo de Dios. Chesterton

Anuncios
  1. Me ha recordado a los bomberos rescatando a un gato que se sube a un árbol y no sabe bajar.
    Que Dios venga a mi rescate, cada vez que me subo en donde no debo, y ya no sé bajar, y me “incapacito” para llevar una vida “normal” (normal = la que Dios tiene pensada).

  2. Iba a decir “me gusta” pero me han pedido un clave que no me sé. Así que aquí me tiene, comentando. Y solo digo eso: que Chesterton y usted dan en en clavo cuando dicen que los telescopios y los microscopios -siendo utilísimos- apenas dicen algo de lo que somos a los ojos de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: