Qbstt

Laudes en Santa Lucía

In Listado de entradas on diciembre 14, 2011 at 00:18

Quise ir pronto porque nunca había estado y no quería llegar tarde a la visita. Al final, gracias al GPS, llegué a la primera por lo que me sobró mucho tiempo. Todavía no había salido el sol aunque ya clareaba. Hacía frío. De todas formas decidí dar un paseo por allí. Anduve recorriendo algunas calles, apenas habría dos o tres personas andando por allí con rumbo fijo. Creo que mi vagabundeo contrastaba con sus prisas. Me gustó, había mucha vegetación, una fuente y unos jardines con muchos árboles bastante grandes, el césped muy cuidado, los arbustos perfectamente recortados. No sé, siempre he encontrado una cierta coquetería en las empresas que se dedican a la tecnología, edificios nuevos, con cristaleras grandes, jardines bastante verdes y a ser posible enseñando al mundo algunas cositas chulas. Así, para presumir. En un edificio había dos paneles solares bastante grandes en un lateral entre el césped, plantados sobre una base de hormigón. Me quedé viendo un rato cómo se movían a la vez intentando reorientarse buscando el sol, supongo, bueno, a lo mejor tan sólo estaban probándolos… También había una versión en pequeño de un molino de viento. Luego continué andando hacia un edificio justo al lado del parque más grande y con más árboles, en la parte de atrás sobresalía una especie de estructura en forma de torre con una antena parabólica de unos tres metros de diámetro. Supongo que la torre pretendía elevar la antena por encima de los árboles…

Justo cuando pasaba por allí salió de ese mismo edificio alguien conocido. ¡Qué sorpresa!
Enseguida me vio y me preguntó que andaba haciendo por allí. -Ya ves, hoy me toca aquí. Me fijé que llevaba de la mano el iPad y me picó la curiosidad. -Iba a… a rezar laudes dando un paseo por el parque. -No me digas que también tienes el “Salterio” para iPad!!!

salterio app 4 ipad

Pues sip, lo tenía, lo tenía. Que app más amable! Se acabó eso de rebuscar p’alante y p’atrás en un librillo con las hojas hiperfinas. Lo reconozco, yo soy de los que nunca se han llegado a aclarar, ni he logrado encontrar la opción de “buscar” en el salterio “edición papel”.

Le pregunté si le podía acompañar y saqué yo también el iPad de la mochila. Paseando por los caminos del parque más grande, entre un pequeño bosquecillo estuvimos los dos ocupados en los laudes. Todavía el sol no hacía acto de presencia, pero no se estaba mal por allí. En medio del paseo nos encontramos una ardilla al pie de un pino, se quedó un rato mirándonos para luego subir a toda mecha por el árbol.

La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra.
La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo.

¿No recuerda éste párrafo a la espera del Adviento? La salvación y la gloria están ya cerca, está cerca el día en que la fidelidad brota de la tierra y se encarna en un Niño. Mientras, la justicia sonríe desde lo alto. Ese día la misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan.

Cuando terminamos me acompañó hasta “mi” edificio. Pedí una acreditación en recepción, y luego la recepcionista me abrió la puerta…

¡qué bueno es el Señor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: