Qbstt

Para mi boda quiero un contrato indefinido

In Cristianos en la historia, En la Iglesia, Listado de entradas, Razones para la fe on septiembre 7, 2011 at 09:59

Hace poco salió una encuesta terrorífica que aseguraba que 3 de cada 4 matrimonios se disolvían. Es decir, se divorcia casi todo el mundo. Hay una vieja idea que pulula en la mente, post y comentarios de unos pocos que es la siguiente. En lugar de hacer un contrato indefinido para la cosa esta del matrimonio, hacer un contrato temporal de varios años tras los cuales haya que confirmar el “matrimonio” para continuar con él. En caso de no renovación del contrato por parte de uno de los cónyuges el matrimonio sería disuelto. Vamos, que sería como el contrato de alquiler de mi casa.

Podríamos decir que el divorcio es una realidad social. Incluso en algunas partes en algún momento se han disuelto más matrimonios de los que se han creado. Y en Europa, en general, tenemos la manía de no arreglar nuestros problemas sino regularlos, legalizarlos y problema listo, que no resuelto. A estas alturas esto ya no me sorprendería.

Luego leo la noticia de que Un diputado británico propone que se impida celebrar bodas a las iglesias que se oponen al matrimonio homosexual. Pues tampoco me ha extrañado la noticia. Y más cuando considero que mi matrimonio no es el papelito ese que hay que llevar al registro civil firmado sino el matrimonio cristiano, el que se “firma” ante Dios.

¿Qué yo me caso en la Iglesia y al Estado no le da la gana reconocer eso en sus papeles? Pues matrimonio es porque es un sacramento, porque está bendecido por Dios, que es lo que me importa para que no se rompa. ¿Cómo hacer que mi matrimonio no se rompa? Poniendo a Cristo en medio para poder querer a mi mujer toda la vida. Para pedirle al Señor que nos ayude a querernos, a respetarnos, a ser generosos y a perdonarnos en todo momento. Y esto el Señor lo da gratis. Viendo los resultados, 3 de cada 4 y la tasa de natalidad, las coacciones del Estado me parecen inútiles… total, para lo que sirve el papelito del registro se lo regalo.

Dios te regala un matrimonio, el Estado te vende un papelito

Anuncios
  1. Muy buen post. Mándame un email a luisfernando.perez@infocatolica.com que tengo que preguntarte algo.

  2. No estoy casada, tampoco tengo ni he tenido pareja, pero creo que el matrimonio es una de las vocaciones más díficiles,es pasar cada minuto del día pensando como hacer más feliz al otro, hacer cada cosa para que el otro sea más feliz…es una entrega total. Si no conoces al verdadero Amor, si no reconoces el sacrificio de subir a una cruz por amor, ¿cómo vas a entregarte a tu pareja?

    Carolina

    • Me ha impresionado tu comentario. Para mí es importante también repasar el rito del matrimonio, para mí es la “receta” para entender qué es esto, para saber vivirlo. Pero ante todo poner al Señor en medio de nosotros, con Él todo cambia. Estoy convencido de que una familia que pone a Cristo en medio de ellos es una familia feliz, desprende alegría y eso se nota 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: