Qbstt

como si aguantara el leve peso de un corazón humano

In Listado de entradas, Literatura, Razones para la fe on agosto 19, 2011 at 14:33

-Señora -dijo, y se volvió hacia ella para dedicarle toda su atención-, permítame decirle algo. Hay un doctor en Atlanta que cogió un cuchillo y sacó el corazón humano, el corazón humano -repitió, inclinándose hacia ella-, del pecho de un hombre y lo sostuvo en la mano -y extendió la mano, con la palma hacia arriba, como si aguantara el leve peso de un corazón humano- y lo estudió como si fuera un polluelo de un día, y, señora -dijo, e hizo una larga pausa dramática durante la cual adelantó la cabeza y sus ojos color arcilla brillaron-, ese hombre no sabe más qu’ustedes o que yo acerca d’eso.

-Es verdá -dijo la anciana.

-Vaya, si cogiera ese cuchillo y cortara todas las puntas del corazón, todavía no sabría más que ustedes o que yo, se lo aseguro. ¿Que s’apuestan?

-Na -respondió la anciana sabiamente-.

(Flannery O’Connor. En “La vida que salvéis puede ser la vuestra.”)

Es esa prevaricación que se llama materialismo: fascinados por la creación buscamos las causas inmediatamente anteriores a los fenómenos naturales que podemos observar y medir y, creyendo que conocemos todo lo que existe fuera de nuestra casa, se nos olvida mirar en nuestro propio hogar, en nuestro interior, en nuestro corazón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: