Qbstt

El gobernante apóstata

In Cristianos en la historia, Listado de entradas on agosto 5, 2011 at 09:24

Flavio Claudio Juliano había recibido una educación cristiana, sin embargo en su juventud se le envió a estudiar en Constantinopla. Su carácter intelectual llamó la atención y pidió ser enviado a Nicomedia. Aquí Juliano se dedicó exclusivamente a la filosofía neo-platónica, mezclada con toda clase de magia y misterios. El neo-platónico Máximo de Éfeso lo deslumbró con sus enseñanzas fantásticas y le profetizó para qué tarea estaba destinado: la restauración del paganismo.

El 6 de noviembre de 355 Juliano fue presentado al ejército como César, se casó con Elena, la hermana menor del emperador, y fue enviado a Galia, donde de inmediato mostró gran habilidad como soldado y administrador.

Tras una serie de campañas militares por la disputa del Imperio, Juliano entró triunfante a Constantinopla como nuevo César. Hasta ahora había aparentado ser cristiano, sólo en ese momento se “quitó la careta” y se presentó como estando bajo la protección de Zeus. Ordenó que todos los pueblos reabriesen sus templos para el culto pagano, reinstaló los sacrificios de animales y asumió los deberes de un Máximo Pontífice. Juliano llevó a cabo una desamortización de los bienes de la Iglesia, emitió un decreto ordenando fueran abrogados todos los títulos de propiedad y derechos concedidos desde el reinado de Constantino a los galileos, como despectivamente llamaba a los cristianos, y que el dinero concedido a la Iglesia debía ser repagado. Prohibió el nombramiento de cristianos como maestros de retórica y gramática.

Aun así, imitó la organización de la Iglesia Cristiana; por ejemplo, creó una forma de jerarquía, cuya cabeza era el Máximo Pontífice, e instó a los paganos a imitar las virtudes cristianas de caridad y misericordia. Pero sus cambios no le ayudaron a tener ningún éxito apreciable.

Intentó reconstruir el Templo judío de Jerusalén, que había sido destruido por el emperador Tito. La destrucción del Templo era considerado como un evento importante que confirmaba la profecía que invalidaba la antigua Ley judía y confirmaba el Nuevo Testamento. Su intento de derrotar el Evangelio y reconstruir el templo de Jerusalén terminó en nada debido al fuego y a los terremotos.

Tras una serie de campañas en Asia fue herido por una flecha en el costado. Tanto cristianos como paganos creyeron el rumor de que en su agonía gritó: “Nenikekas Galilaie”, ¡Tú has vencido, Galileo!

El fue más un littérateur filosófico de un carácter algo visionario más que un gran gobernante cuyas acciones fueron dictadas por una fuerte voluntad y principios. Los buenos comienzos de un gobierno justo que mostró en Galia no fueron mantenidos cuando fue gobernante único. Aunque su vida personal careció de ostentación, era apasionado, arbitrario, vanidoso y prejuiciado, sometido ciegamente a los magos y retóricos. Se han conservado algunos de los muchos escritos controversiales, discursos y cartas de Juliano, los cuales muestran su carácter subjetivo y discordante.

Fuentes

Anuncios
  1. Es un horror que te manden a Constantinopla, pero si es para estudiar…
    A mí me han mandado a estudiar a San Miguel de Salinas.
    Estoy muy contento. Quiero decir que no voy a apostatar por eso.
    Y creo que usted es muy amable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: