Qbstt

Rebelión en la homilía. El sermón del protestón

In En la Iglesia, Listado de entradas on agosto 1, 2011 at 11:08

A aquel que piense que lleva una vida demasiado cómoda y aburrida yo le diría que probase a entrar en una comunidad del Camino, por ejemplo. Aburrirse, lo que es aburrirse fijo que no…

La Eucaristía comenzó extrañamente puntual. Como es verano somos pocos pero ese día teníamos con nosotros un hombre desconocido. Eso siempre es una buena noticia, supongo. (Manía de suponer cosas)

Todo transcurrió sin incidentes. Lecturas, ecos y empezó la homilía. Y puedo afirmar rotundamente que nada tuvo de extraño todo aquello. Una homilía que trataba de las lecturas que se acababan de proclamar. En ese momento nuestro amable invitado se quitó el amable adjetivo de delante y empezó a increpar al cura. ¿será posible? que sí que sí, tal cual te lo cuento. ¡Señor! ¿hasta dónde vamos a llegar? Pues eso digo yo… Menudo show, el cura intentando decir, de buenas maneras que la homilía no se podía interrumpir, que estaba hablando él. Que había que diferenciar cuando hablaba durante las celebraciones y cuando hablaba fuera, en una conversación. El otro se puso estupendo y apeló a su libertad de expresión. ¿lib… de…? ¿realmente dijo eso? lo que oyes, chico. Yo he llegado con todo esto a una conclusión, si mi párroco no va al Cielo yo lo puedo dar todo por perdido… Mi niña se puso a llorar y mi mujer corrió con el cochecito fuera de la sala. Y el resto estabamos callados. Yo por mi parte pensaba que si metía baza se armaría más guirigay todavía y no se trataba de eso. Y el individuo hablaba y hablaba, no callaba el tío plasta.

A mí todo aquello me parecía una metáfora de como estaban las cosas en general. Por sólo un descerebrado se arma el escándalo mientras los fieles sin saber qué hacer, los niños lloran y el cura se queda solo. Y es que uno de los problemas que veía yo es que nuestro entrañable protestón tenía su ventaja en el discursito política y asquerosamente correcto y la ubicación física. Sí, realmente pienso que el lugar que ocupaban le daba una cierta ventaja psicológica al protestón. El cura estaba sentado solo, en la presidencia, que encima estaba elevada y el protestón estaba sentado con los demás. Si los demás callan, otorgan. Podría parecer un pulso entre el cura y el resto… Si no fuese por la expresión de nuestras caras.

De entre todas las memeces que dijo me llamó la atención una cosa, el desprecio por el Antiguo Testamento. Porque, según él, como es “antiguo” no vale. La Iglesia se debe modernizar… Si, en el blog también he tenido que padecer comentarios al respecto, bueno, más que comentarios eran una suerte de ensayos delirantes. Censurados por faltar al respeto, por supuesto. Me pregunto quién puede quedarse sólo con el mensaje del Mesías si no tiene ningún Mesías al que esperar. ¿Y aquello de: yo no he venido a derogar la Ley sino a dar pleno cumplimiento? Negarlo es de locos. Que mal está la cosa, queremos practicar la eutanasia hasta con el Antiguo Testamento. La cosa es no reconocer que es la Palabra de Dios. Vamos, que la cosa es grave.

Y el cansino seguía con su sermón importándole un pimiento lo que dijese el cura. El detonante lo provocó una de las chicas, se cansó, y sin decir nada se levantó y salió a ayudar a mi mujer. Y empezó la rebelión contra los protestones. Así que sin saber si acertaba o no y pidiéndo de antemano disculpas al cura, el respon de la comu (también llamado responsable de la comunidad) decidió levantar la voz más que el protestón y decirle que estábamos allí para escuchar al Señor, no sus opiniones. Y que aquello era la Iglesia, no un club social. Y al otro, sorprendido, no se le ocurrió otra cosa que responderle diciendo que era un soberbio, y le recomendó un poco de humildad. Si hijo, sí. Lo que oyes… pero ya era tarde, el momento de los protestontes había expirado y otros también se lanzaron a hablar diciendo que se callase o se marchase. ¡qué metáfora! Todo lo de este mundo, protestones incluidos, pasarán, pero Su Palabra no pasará, ni siquiera la del Antiguo Testamento. Entonces la fiesta se le acabó. Y es que realmente todos estábamos allí para escuchar al Señor, no a él, por muy listo que fuese. Porque listos hay muchos, pero Señor sólo hay uno. En contra de lo que sucede fuera, la sensatez se impuso.

¡qué metáfora!¡qué metáfora!…

En el fondo yo quería que se marchase. Pero no, optó por pedir disculpas y callarse. Y se me ocurrió pensar en que luego nos teníamos que dar la Paz. Joér, joér, joér. Amad a vuestros enemigos… Vengo pronto… Vaya unas cosas pide el Señor…

Menudo pastel…

Anuncios
  1. Tengo que reconocer que como éstas a mí no me ha pasado, gracias a Dios. Por cierto, muy buena la apreciación inicial de que, mientras protestaba el invitado y nadie decía nada, parecía un pulso entre el cura y los demás. Menos mal que irrumpisteis con la verdad. 🙂

    • La verdad es que es un papelón. Al estar en comunidad lo bueno que tenemos es que nos conocemos todos y nos podemos apoyar entre todos y entre otros carismas está el de responsable de la comunidad. Por eso en estos casos mi opinión es que es mejor que el cura diga poco y sea el respon el que mantenga un poco el “orden”. No es cuestión de que todos hablemos a la vez, se arme un follón y eso acabe pareciendo Tele5. Quizá uno se pueda equivocar en su respuesta pero tanto el cura como la comunidad (o el respon en este caso) se deben apoyar mutuamente. Yo lo veo casi como un matrimonio entre ambos, si mi mujer le dice a un hijo algo, lo suyo es que yo la apoye. Y si metiese la pata lo mejor es que sea después cuando hable con ella para explicarle mi punto de vista, pero no delante del hijo díscolo. Bueno, es un ejemplo. Yo creo que tiene sentido. 🙂

  2. […] Si… bueno, prometo no volver a protestar en una homilía, es que a veces soy un poco […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: