Qbstt

¿qué pinto yo aquí?

In En la Iglesia, Listado de entradas on julio 26, 2011 at 10:13

Estos días han sido un poco raros. No sabría definir eso de raro, quizá raro sea como me siento yo. El sábado oí la petición de Salomón al Señor: sabiduría, discernimiento. Señor, yo quiero amar tu voluntad… Y en la homilía el cura repitió el estribillo del canto de entrada:

El Señor es mi heredad y mi copa
Mi vida está en sus manos,
Me ha tocado en suerte un lote hermoso,
Me encanta mi heredad.
Bendigo al Señor que me aconseja
Hasta de noche instruye mi corazón,
Tengo siempre delante de mí al Señor,
Está a mi derecha, no vacilaré.

En ese momento mi hija hizo un ruidillo extraño muy bajito, algo así como: aaaahhhyyy grhgrjk. Me volví para mirarla y ví que mi mujer la tenía sujeta sentada sobre su regazo. Tenía los ojos abiertos como platos, parecía que no se quería perder nada y ya no volvió a “decir” nada más. Y era un tanto gracioso, pues tanto la madre como la hija estaban mirando fijamente al cura, escuchando. Pues si… me ha tocado un lote hermoso… me encanta mi heredad…

Como al día siguiente era la fiesta de Santiago Apóstol el cura nos recordó que también nosotros teníamos que ser apóstoles en nuestro tiempo. Me llamó la atención, aunque realmente no sé por qué. Pero se me quedó ahí grabado.

Después de misa siempre nos encontramos a la salida a algunos amigos que nos esperan allí para vernos un rato. Solemos estar un rato hablando con la gente de las comunidades o con estos amigos. Y yo seguía con lo del apóstol en la cabeza. Y me pareció todo muy raro. Recordé que una vez había invitado a una eucaristía a uno de mis amigos y me dió una contestación bastante brusca. Así que cambié de conversación y no le volví a invitar. Me sentí un poco extraño con ellos. Cuando hablamos de nuestras cosas veo que tienen los mismos problemas y preocupaciones que yo y a mí a veces me entrarían ganas de decirles ¿pero no lo ves? ¡la respuesta está ahí mismo! ¿por qué nos preocuparemos tanto de las cosas fugaces y no las que dan plenitud y sentido a la vida? Pero no lo digo, porque alguna vez lo he dicho, otras se me ha escapado y ni caso… ¿por qué lo que yo veo como un tesoro otro lo desprecia? No lo acabo de entender del todo.

Al día siguiente tenía una reunión familiar y más de esa sensación de extrañeza pero un tanto amplificada. Me siento en cierta forma un bicho raro. Como una pequeña isla en medio del mar. Menos mal que el Señor hace bien las cosas y tengo una mujer cristiana con una paciencia infinita, esa historia sí que me parece un milagro. Y de nuevo me vuelvo a preguntar ¿por qué lo que yo veo como un tesoro otro lo desprecia?

La sensación es que si no fuera por la comu vivir la fe en mi caso sería imposible… ¿seré yo capaz de transmitir la fe a mi hija a medida que vaya creciendo en un ambiente tan refractario a la fe? Confío en que el Señor también nos dé ese discernimiento para ir tomando decisiones adecuadas.

Y al final este día me dejó una duda ¿qué pinto yo aquí? ¿El Señor me ha puesto en esta situación entre mis amigos, familiares, compañeros del trabajo por algo? Porque a mí más bien me parece, en cuanto a la fe se refiere, un desierto… Claro que también me ha puesto un peazo de oasis… ¿cómo puedo dar yo testimonio de que Cristo ha resucitado en mi situación? ¿cómo puedo servir al Señor? La verdad es que no lo tengo nada claro, la sensación que tengo es que diga lo que diga y haga lo que haga dará un poco igual o pensarán que estoy un poco chalado (¿o quizás es cobardía por mi parte?)… Lo único que se me ocurre es vivir la fe en mi pequeña familia y que sea a través de ella como el Señor dé testimonio de Su Amor. ¿Esperar en el Señor también es servir al Señor o se me ha ido la pinza?

Anuncios
  1. Hum.
    A mi me parece que la pinza la tienes bien. Lo que pasa es que el mundo anda revuelto revuelto.
    Nada que no se pueda entender leyendo la historia de las primeras comunidades.
    Nos han tocado unos tiempos muy interesantes.

  2. Me ha encantado el ruidito de tu hija jajaja.
    Yo creo que pintas, y mucho, poco a poco irás viendo lo que estás pintando sin darte ni cuenta.
    Ánimo, que no somos de este mundo, con lo cual… nos es dificilillo muchas o muchísimas veces.
    La paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: