Qbstt

effetá

In En la Iglesia, Listado de entradas on junio 15, 2011 at 09:27

Las reacciones post-bautizo de mi hija siguen coleando. Vaya cruz, ¡Señor!

Tengo un compañero de trabajo que siempre dice que todos somos prejuicios con patas. Incluso aún sin quererlo tendemos a prejuzgar continuamente. Y creo que tiene mucha razón.

Y tal es la ceguera que se puede llegar a afirmar que las lecturas de la vigilia que celebramos en el Camino no son las mismas que las lecturas de la vigilia de cualquier otro lado. O que durante toda la vigilia se habló de la muerte y de las condenas del infierno. Ay, si es que cuando lo oí pensé que me iba a dar un yuyu. Y es que alguno oyó la lectura de los huesos secos que Dios hace volver a la vida y algo como eso que llena de alegría a cualquiera, que nada está perdido, otros entienden vaya-usted-a-saber-el-qué. Tanto es el prejuicio que se tiene contra la Iglesia o el Camino o las dos cosas que en cuanto uno oye hablar de llamas ya piensa en el infierno:

Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería. (Hch 2, 1-3)

No lo entiendo…

Ya que estamos hablando también de un bautizo me acuerdo de esto y ya de paso veo que se cumple:

Saliendo de la región de Tiro, Jesús pasó por Sidón y, dando la vuelta al lago de Galilea, llegó al territorio de Decápolis. Allí le presentaron un sordo que hablaba con dificultad y le pidieron que le impusiera la mano.Jesús lo apartó de la gente, le metió los dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua. Después, mirando al cielo, suspiró y dijo: “Effetá, que quiere decir: “Abrete”. En seguida se le destaparon los oídos, desapareció el defecto de la lengua y el hombre comenzó a hablar correctamente.Jesús les mandó que no lo dijeran a nadie, pero mientras más insistía, más lo publicaban. El entusiasmo de la gente era increíble; y decían: “Todo lo ha hecho bien; los sordos oyen y los mudos hablan”. (Mc 7, 31-37)

Anuncios
  1. El Canon Romano incluye una oración que acaba asina: “líbranos de la condenación eterna y cuéntanos entre tus elegidos”. Una de las últimas veces que lo leí, al terminar la misa me abordó una amable feligresa para decirme que no le gustaba esa “misa nueva”, que prefería la de siempre y que le disgustaba, especialmente lo que ella consideraba “manía de estar siempre condenando a la gente al infierno”. Traté de explicarle que esa oración lo que pide a Dios es que nos libre de la condenación. ¿Sabe usted lo que me contestó? Pues me contestó: “Da igual, siempre están condenando al infierno”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: