Qbstt

La familia y la libertad

In Cultura de la Vida, Listado de entradas, Razones para la fe on junio 5, 2011 at 08:55

Creo yo que muchas veces damos tan por supuesto ciertas cosas que no nos planteamos la importancia que tienen. Ahora mismo estoy pensando en la familia. En general la cultura de la muerte trata de desvirtuarla intentando llamar familia a lo que no es y a través de leyes como la del aborto, la de la eutanasia, mediante la educación (bueno, llamar a eso educación es casi una broma, otro concepto desvirtuado como el de matrimonio), el divorcio. Y en general la ideología de género. Lo curioso de esto es que nos vamos “aclimatando” a estas cosas sin darnos cuenta a dónde vamos. Y es bueno comparar con otras sociedades en las que la institución familiar no existe para que vayamos intuyendo un poco hacia donde vamos y si merece la pena o no tener parte activa en la lucha por la cultura de la vida.

Es curioso porque en general estamos bastante bien engañados creyendo en el mito de que una sociedad de “ciudadanos” o de “individuos” en la que los hijos son del Estado el cual es el que tiene la potestad para educarlos es una sociedad más libre (ya se sabe quien dijo eso de “la libertad os hará verdaderos”). Y no sólo no seremos más libres, sino que destruiremos lo que nos hace libres.

El primer enlace es este. Es un artículo escrito por una hija de una familia valenciana en misión en Camerún, donde la institución familiar es casi inexistente. Pongo un trozo:

Nuestra misión aquí es simplemente estar, vivir como una familia cristiana, porque aquí la familia está completamente desestructurada. El padre de familia, el jefe, tiene ni se sabe de mujeres, o esclavas, y ni se sabe de hijos o la madre tiene hijos pero no está casada, uno de sus hijos está con una tía, el otro con la abuela, el otro con el hermano mayor, etc. Nunca veréis a un padre o a una madre coger a su hijo y darle un beso o acariciarle. Nosotros estamos aquí para que vean lo que es una familia: un padre, una madre, unos hijos a los que hay que educar con amor y no con violencia (como se hace aquí). Una vez, recién llegados, estando en una eucaristía, mi hermana Lucia, la más pequeña, vino a darle un beso a mi padre, el beso de la paz, y la gente se quedaba con la boca abierta. Hubo hasta una hermana de la comunidad que vino a casa para decirnos que se había quedado alucinada con lo que mi padre le había hecho a mi hermana. Eso de cogerla en los brazos y darle un beso, era totalmente nuevo para ella. Nos dijo que su padre nunca le había dado un beso en su vida. Esta mujer estaba embarazada y les dijo a mis padres que, cuando ella diera a luz, iba a hacer lo mismo con su hija, que la iba a besar y a querer como nunca sus padres lo hicieron con ella.

Otro artículo es este. Habla de la situación de los esclavos en el antiguo imperio romano y en la desvinculación a la familia natural que sufrían los esclavos.

EL sistema esclavista se fundó sobre la destrucción de la familia. Basta que estudiemos someramente las leyes romanas para que salte la evidencia: esclavo era quien no tenía derecho a formar una familia, quien podía ser separado sin titubeos de sus hijos y condenado a satisfacer sus instintos en la promiscuidad más turbia y bestial. Aquel sistema entró en crisis cuando los esclavos, por influjo del cristianismo, empezaron a preservar su dignidad, cuando se resistieron a ser separados de sus hijos y de las mujeres que los habían concebido. Y, al fundar una familia, aquellos esclavos se sintieron «enraizados» en algo; y, como siempre ocurre que los hombres se «enraízan», anhelan una tierra que los nutra y haga más firme su vínculo: así nació, como corolario natural de la familia, la noción del reparto o distribución de la propiedad.

¿No acabaremos de entender todo lo bueno que ha hecho el cristianismo por la cultura occidental hasta que no lo terminen de erradicar completamente de nuestra sociedad? A veces pienso que pasará como con los países comunistas, hasta el último momento se mantenía vivo el mito en las mentes de gran cantidad de personas… Hasta que todo se desmoronó y se vio que detrás ni siquiera había pobreza, tan sólo había miseria…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: