Qbstt

Sip, el Señor es el Buen Pastor

In En la Iglesia, Listado de entradas, Razones para la fe on mayo 25, 2011 at 21:55

Miguel Vidal relata en ALBA su historia de conversión. Un enlace es este. La verdad es que no conozco a esta persona, pero me he permitido copiar algunas de las preguntas y respuestas y subrayar en negrita ciertas cosas:

-¿Cuál es el camino?
No separarse ni un milímetro del Evangelio.

-¿Cuál ha sido su experiencia?
-Un día del mes de junio me encontraba a las siete de la mañana andando por la playa. Era un parque natural y muy temprano. No había nadie. Yo entonces no era creyente. Pero en unos segundos me vi arrastrándome por el suelo y llorando como un loco.

-Llorando, ¿por qué?
-De alegría, de susto, de gratitud y de miedo.

-¿Por qué de gratitud?
De pronto lo entendí todo. A veces siento envidia de los que han tenido la fe desde niños y nunca la han perdido. Pero se pierden la experiencia de que Alguien te quita una venda y ves y tienes la conciencia física de que antes estabas ciego.

-Desde entonces, ¿nunca ha tenido sensación de abandono?
-Jamás. Eso era antes. Ahora me siento muy seguro y con una sensación de tranquilidad que nunca había sentido antes.

-¿Qué le diría a quien se encuentra igual que usted antes del episodio de la playa?
-Que no tengan miedo… El miedo es una barrera. Si uno es brutalmente sincero consigo mismo, puede que el Señor te toque el corazón.

-Proviene del laicismo. ¿Beligerante?
A veces pasaba y otras había cosas que me irritaban. Pero nada que ver con la beligerancia del laicismo actual.

-¿Por qué este laicismo? ¿La última rebelión del hombre contra Dios?
-Yo creo que es mucho más pedestre, forma parte de la ignorancia general sobre casi todo. Poca gente se plantea cuestiones, huye de las preguntas que le incomoden.

-¿Le consuela que el Espíritu Santo guíe la nave de Pedro?
Me admira. Porque si solo miramos lo que hacemos nosotros, es desesperante.

-Provenir de la izquierda ¿le ha dado cierta audacia en las batallas sociales?
Trabajo con católicos de toda la vida y me doy cuenta de que son muy buenos y que yo tiendo a ser muy malo…

Sólo añado: ¡Qué bueno es el Señor! Y nada más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: