Qbstt

El silencio, el ama de llaves y la loca de la casa

In Cuentos y relatos, Listado de entradas on marzo 16, 2011 at 10:09

Nos hicieron una petición que a mí se me antojó extraña en aquel momento. Mantener el silencio desde la última hora del día hasta el mediodía del día siguiente. Pensé que había dos objetivos, guardar lo que habíamos recibido en el corazón y evitar todos los ruidos mundanos para poder escuchar el sonido más dulce de todos, la suave brisa de Elías.

Aquella vez pensé que estar en silencio y escuchar era sencillo, lo único que tenía que hacer era no abrir la boca, y me equivocaba, claro. Subí las escaleras en penumbra, de fondo oía los susurros y las risillas nerviosas de los más jóvenes hasta que alguien les mandó callar. Me hizo gracia, el silencio no éra tan fácil después de todo.

Buscando el silencio entré en mi habitación con la luz apagada. Lejos de estar en penumbra, la luna casi llena asomaba por la ventana dando a todo un resplandor pálido. Las paredes desnudas de la habitación brillaban destacando una cruz oscura colgada en una de ellas. Me acerqué a la ventana mirando las manchas grises de la superficie lunar, era precioso. Se oía el rumor del viento en el exterior, movía las ramas de los enormes árboles del jardín que peinaban el viento con delicadeza. Sin embargo aquel sonido no molestaba pues era parte de la melodía del silencio.

Pensé que al fin estaba en silencio, y me equivocaba, claro. En mi cuarto había venido conmigo mi ama de llaves -la razón- y no paraba de intentar arreglarme la habitación. A ella la tengo mucho aprecio pues tener la habitación bien amueblada es importante, pero en aquel momento fastidiaba la búsqueda de mi silencio.

Pensé que sin ella podría encontrar el silencio, y me equivocaba, claro. Al poco tiempo apareció por allí la loca de la casa -la imaginación- y no paraba de desordenar la habitación. A ella también la tengo mucho aprecio pues la diversión y la distracción es importante, pero en aquel momento fastidiaba la búsqueda de mi silencio.

Vaya por Dios, que complicado es eso de estar en silencio. Está claro que el silencio no consiste únicamente en estar callado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: