Qbstt

Relación entre la ideología de género y las psicofonías de Cuarto Milenio

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on marzo 8, 2011 at 10:04

Mmm, he estado leyendo el siguiente artículo del El Pais: Si el Estado no enseña sexualidad, lo hará la Iglesia

Pongo unos extractos que me han llamado la atención:

La de la Iglesia es “una visión reduccionista, y no es correcta científicamente”, dice Ana Pino, del colectivo canario Harimaguada. Con argumentos similares, la Federación Española de Sociedades de Sexología ha rechazado los materiales del arzobispado de Valencia.

Eso sí, hay límites incuestionables, que son los que marcan las evidencias científicas. Por ejemplo, dice el texto: “Ha quedado demostrado reiteradamente que los programas de abstinencia exclusiva son ineficaces para fomentar y mantener el cambio de comportamiento. Además, una gran mayoría […] ha demostrado su ineficacia para prevenir la actividad sexual o reducir la infección por el VIH, las enfermedades de transmisión sexual o el embarazo no deseado”, dice el informe. Y eso es algo que precisamente promueve la Iglesia, una enseñanza basada en la “virtud de la castidad”, según la pastoral familiar de 2003.

Ya estamos otra vez con la dichosa ideología de género, que por lo visto ahora dicen que es ciencia. La visión de la Iglesia “no es correcta científicamente”. Hay límites incuestionables “que marcan las evidencias científicas”…

Pues bueno, la ideología de género tiene en común algo con las psicofonías de Cuarto Milenio, esto es su relación con la ciencia. Si, las psicofonías más que un mensaje de los espíritus parece Chewaka pidiendo un café con leche en el bareto abarrotado de mi barrio. Bueno, a lo mejor a las psicofonías se las puede disculpar porque los espíritus hablan desde el más allá, que debe estar muy lejos, tan lejos como la ideología de género de la ciencia.

Desde los primeros comienzos de esta ideología de género pseudocientífica ha aumentado brutalmente el número de embarazos no desados, abortos, enfermedades de transmisión sexual, problemas afectivos y sentimiento de soledad. Y esto si que es un hecho incontestable que, por lo visto, pasan por alto.

Esta historieta me recuerda otra historieta:

Al comienzo del siglo XX, al principio de la era atómica todo lo que la envolvía era admirado como progreso y ciencia. Lo atómico era la moda, y así se utilizó y publicitó para millones de personas. Cuando María Curie descubrió el radio obtuvo dos merecidísimos premios nobel, un montón de productos radioactivos salieron al mercado bajo la marca progreso y ciencia.

Uno muy famoso se llamaba Radithor que contenía un mínimo garantizado de un microcurio de radio-226 y radio-228 por envase y se vendía como remedio contra el cáncer, la depresión y la impotencia. Eben Byers, un famoso de la época, supongo que por presumir, se tomaba tres frascos diarios. Como resultado, se le cayó la mandíbula y terminó muriendo de envenenamiento radioactivo. Esto fue lo que abrió los ojos a la gente acerca de los peligros de la radiación, hasta entonces, habían estado utilizando toda clase de sustancias nucleares para “mejorar su salud”: pasta de dientes radioactivas, supositorios radioactivos, apósitos para el escroto que aumentaban la virilidad y hasta chocolatinas radioactivas.

Todo muy científico y mu güeno pa’toos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: