Qbstt

¿será posible?

In En la Iglesia, Listado de entradas on marzo 4, 2011 at 01:00

Echando la vista atrás creo que hay una oración en mi vida que ha sido más fuerte que el resto…

¿Existes? Dime que si, ¡por favor! Si existes ayúdame a conocerte… ¿cómo puedo saber de Ti?

Por lo visto uno puede tener novia, amigos, padres, hermanos, compañeros de piso, de trabajo y sentirte sólo y sobre todo no entender el sentido de tu vida.  Sin Dios, ¿qué sentido tiene la vida? Ninguno. ¿para qué vivir? Para ser feliz, pero ¿y si no lo eres? ¿y si ni tu trabajo, ni el dinero, ni la gente que te rodea te hace vivir con plenitud? Ay, qué cuidado hay que tener con lo que uno se plantea si no tienes fe. Sin Dios ¿qué sentido tiene el sufrimiento físico o psicológico? Ninguno, absolutamente ninguno. Si no vengo de ningún lado ni voy a ningún lado ¿para qué esperar? ¿para sufrir por el camino?

Sin Dios ¿qué es el bien? ¿qué es el mal? El bien es tratar a los demás como quieres que te traten a ti. Si, pero ¿por qué? No sé… sin Dios ¿por qué matar a alguien está mal? ¿por que lo dice otra persona, que es igual que yo? ¿a quién de los dos hacemos caso? ¿al asesino? ¿al defensor de la vida? Y sin embargo hay algo en mi interior que me dice que tratar bien a los demás es correcto. Y que tratarlos como no me gusta que me traten a mí está mal. Pero no tengo ningún motivo objetivo… sólo lo “intuyo” y no estoy seguro de qué significa eso.

¿Y si todo es mentira? ¿Y si Dios sólo es fruto de una “enajenación mental”? ¿Y si es una cuestión de autosugestión?

¿De verdad existes? Es que si existes me parece todo tan sorprendente… tan absurdo… tan difícil de entender… ¿Y si te “encuentro” cómo diferenciar si lo que veo es porque existes o porque yo me lo estoy inventando?

¿Cómo saber si tengo que esperar a que “te muestres” o si nunca va a llegar el momento porque simplemente me estoy hablando a mí mismo?

Y la “salvación” no vino por mí mismo, sino porque otros, por casualidad, me anunciaron el Kerigma.

Pero qué alegría, qué cosa tan impresionante cuando lo encuentras, cuando sabes que existe, y encima te quiere. Sí que es cierto, ¡Cristo ha resucitado! Y eso cambia tantísimas cosas…

Anuncios
  1. He sentido esto tantas veces…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: