Qbstt

Orgullo y prejuicio

In En la Iglesia, Listado de entradas on febrero 12, 2011 at 01:00

Aunque procuro aguantarlo con paciencia, a veces me enfada que el mundo tenga muchos prejuicios contra los cristianos y que algunos cristianos tengan muchos prejuicios contra el CN. Parece que todos tenemos a alguien “atravesao”…

En mi caso la cuestión no  va por esos caminos, sino por los laborales. En mi división somos unos veintitantos ingenieros, la mitad son de mi promoción de la universidad por lo que nos conocemos bastante. Y en general, tenemos muchos prejuicios contra los comerciales y como en mi división sólo hay uno, pues en las conversaciones a veces le caen chuzos de punta. El hombre también es ingeniero pero trabaja de comercial lo cual hace que le veamos como un traidor a la causa. Vueltas que da la vida, últimamente me suele tocar ir con él a las reuniones con clientes, él evalúa la parte más comercial y social y yo más técnica. Y como trabajo con él, él puntúa parte de la evaluación anual de mi trabajo junto con el jefe de la división. A favor de estas revisiones en general tengo que decir que me parecen bastante imparciales y las críticas que hacen son constructivas, valoran cosas positivas y otras a mejorar de tu trabajo. Pero como todo en esta vida requiere humildad y ganas de mejorar.

Este hombre, el comercial, a veces ha dicho cosas de mi trabajo que no me han gustado. Pero tengo que reconocer que al haberme tocado trabajar últimamente más cerca de él he descubierto que me cae bien. Realmente se le da bien su trabajo y sus puntos de vista no pretenden ofender en absoluto sino que las dice con mucho cuidado y con ánimo constructivo. En muchas ocasiones sus objeciones son malentendidos que se aclaran explicando un poco más la situación. Y cuando estamos de viaje me anima a que le de mi opinión sobre ciertas cosas y alguna vez incluso me ha pedido disculpas (innecesariamente) por no haberlas tenido en cuenta.

Trabajar con otros compañeros de la división consistía equivocadamente en partir el trabajo en trozos y hacer cada uno el suyo. Pero con el comercial he logrado trabajar en equipo de verdad. Nuestro trabajo es muy distinto, ni él es técnico ni yo comercial pero él añade su punto de vista distinto a mi trabajo y yo al suyo. Le puedo pedir su opinión sobre la prioridad de algunas tareas y la estética del resultado y el me pide mi opinión sobre la imagen que tiene la empresa en los clientes, si es conveniente hacer una reunión para hacer alguna demostración o invitarles a comer. Nuestro carácter es también muy distinto, él es más suave y tranquilo y yo soy más enérgico y cabezota, y sin embargo nos llevamos bien.

Nota mental: cuidado con los prejuicios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: