Qbstt

Camino de Emaús

In En la Iglesia, Listado de entradas on febrero 2, 2011 at 01:00

Estos días en Santiago de Compostela me han recordado cuando hicimos mi mujer (bueno, de aquella mi novia) y yo el Camino de Santiago.

Justo después de decidir que nos íbamos a casar y sin haberlo anunciado todavía al resto de la familia mi mujer me propuso hacer el Camino de Santiago. Como a mí me encantan estas cosas pues allá que nos fuimos. Me lo pasé fenomenal y me hizo muchísima ilusión llegar a Santiago. Ciertamente hacer el Camino da lugar a bastantes reflexiones. Además, en aquellos momentos estaba en plena crisis de fe. Bueno, en realidad volviendo la vista atrás lo que creo que me pasó fue que me quise inventar un dios a mi medida y resultó que era más falso que un euro de cartón o que un becerro de oro. Es curioso porque a medida que entré en la adolescencia empecé a creer y dejar de creer en lo que me interesaba, que por supuesto, no era conocer a Dios sino “inventar” un dios. Una prueba muy concreta de ello es que desde que tenía 12 años no volví a confesarme hasta los 26. Al final resultó que el becerro de oro me permitía tener unas vacaciones estupendas y comprar un coche pero no daban sentido a mi vida… Así que fuí dispuesto a intentar escuchar al Señor, al de verdad.

Encontramos un hombre en el camino, tenía 70 años y venía andando desde Suiza, hablaba alemán, francés, inglés y un poco de italiano y español. En el camino le había pasado de todo, incluso había tenido que estar una semana en el hospital por una tendinitis, se había tenido que comprar unas botas nuevas porque se le desgastaron con las que comenzó desde su tierra. Andaba despacio pero decía que como ya estaba jubilado no tenía prisa. También nos contó que había estado a punto de dejarlo pero descubrió que lo que le impedía seguir no era el físico sino la desesperanza.

Al principio no me pesaba la mochila, pero con los días me parecía más pesada. Creo que entendí que si metes demasiadas cosas en tu corazón te pesará y te impedirá caminar. Hay que vaciar el corazón de cosas, sólo con Dios basta, Él es la auténtica libertad.

También estuvimos hablando con dos chicas de Barcelona muy jovencitas. Se quejaban de que hacía calor, de los bichos y de que sólo había médico en los pueblos grandes. Comentaban que si pasaba algo en plena montaña o en una aldea perdida podía pasar algo grave. Comentaron que “era para denunciarlo” (yo me preguntaba a quién irían a denunciar, ¿al monte? ¿a las cabras?) Me fijé en lo que tenía a mi alrededor, era precioso. Dios es mi pastor, nada me falta…

Otra chica de Valencia caminaba muy a menudo con nosotros. Nos contó que creía en unas fuerzas, decía que todas las religiones eran iguales y que en el camino estaba buscando su “camino”. Yo me limitaba a escucharla mientras me hablaba de sus técnicas de relajación y meditación y de paz interior. Me decía que mi novia y yo le parecía que teníamos mucha paz interior, incluso un día incluso entró con nosotros en misa. Un día llegamos a un albergue en un pueblo que no tenía tienda para comprar algo. Como la chica no tenía cena la pedí que cenara con nosotros. Al final aceptó. Saqué un chorizo y un queso. Como no comía carne partí en dos el queso y le dí una mitad. Creo que entendí que el “camino” no era centrarme en mi “yo interior”, sino olvidarme de mí y amar al prójimo.

A mi novia le salieron ampollas en los pies y cada día al llegar al albergue le quitaba las vendas y los esparadrapos del día, se duchaba y me dejaba que le curase las ampollas y le pusiese vendas nuevas. Para mí fue todo un honor poderle curar los pies a quien no merezco ni desabrochar las sandalias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: