Qbstt

Archive for 31 enero 2011|Monthly archive page

Cosas de santas

In Listado de entradas, Literatura on enero 31, 2011 at 01:00

He empezado a leer “Camino a la perfección” de Santa Teresa de Jesús. Ha sido empezar y llenarme de alegría por el párrafo que pongo a continuación. Al fijarme en este párrafo respecto al resto de la obra me recuerda a un profe del colegio que decía: “Mientras el sabio apunta con su dedo a las estrellas el tonto se queda mirando al dedo.” Quizás yo sea como el tonto al fijarme en este párrafo, pero cuando leo ciertas cosas del “lado católico de internet” se me cae el alma a los pies. En fin, supongo que por eso Teresa de Jesús es santa.

En todo lo que en él dijere, me sujeto a lo que tiene la madre Santa Iglesia Romana, y si alguna cosa fuere contraria a esto, es por no lo entender. Y así, a los letrados que lo han de ver, pido, por amor de nuestro Señor, que muy particularmente lo miren y enmienden si alguna falta en esto hubiere, y otras muchas que tendrá en otras cosas. Si algo hubiere bueno, sea para gloria y honor de Dios y servicio de su sacratísima Madre, Patrona y Señora nuestra, cuyo hábito yo tengo, aunque harto indigna de él. (“Camino a la perfección” de Santa Teresa de Jesús)

Aunque leyedo más cosas de esta mujer por lo visto fue bastante incomprendida en su época…

Cuando en la ciudad se supo, hubo mucha murmuración: unos decían que yo estaba loca; otros esperaban el fin de aquel desatino. Al Obispo -según después me ha dicho- le parecía muy grande, aunque entonces no me lo dio a entender ni quiso estorbarme, porque me tenía mucho amor y no me dar pena. Mis amigos harto me habían dicho, mas yo hacía poco caso de ello; porque meparecía tan fácil lo que ellos tenían por dudoso, que no podía persuadirme a que había de dejar de suceder bien. (“Libro de las fundaciones” de Santa Teresa de Jesús)

Anuncios

Que bueno es el Día del Reposo

In En la Iglesia, Listado de entradas on enero 30, 2011 at 01:00

El Domigo es un día que me encanta. Es el Día del Reposo, el Día del Señor.  Para mí es un día para descansar, para observar la naturaleza y para ver en ella la gloria de Su Majestad. Recuerdo un compañero que tuve cuando estuve de becario en la universidad que me decía que no le gustaba nada el Domigo porque todo está cerrado. Pues a mí me encanta, no hay nada que me distraiga de lo que más importa: alabar al Señor. También recuerdo cuando el cura me decía que a veces lamentaba no poder disfrutar más este Día del Reposo puesto que es cuando más atareado estaba.

Y es que parece que toda la naturaleza está hecha para cantar la gloria del Señor, para alabar Su Nombre. Y todo lo ha creado por Amor a sus criaturas. Me acuerdo de leer una biografía que escribió Chesterton sobre San Francisco de Asís y cómo predicaba a los pájaros para recordarles alabar a su Creador por las bendiciones obtenidas.

Aunque no toque, siempre me acuerdo del último salmo, el 150:

¡Aleluya!

Alabad al Señor en su templo,
alabadlo en su fuerte firmamento.

Alabadlo por sus obras magníficas,
alabadlo por su inmensa grandeza.

Alabadlo tocando trompetas,
alabadlo con arpas y cítaras,

alabadlo con tambores y danzas,
alabadlo con trompas y flautas,

alabadlo con platillos sonoros,
alabadlo con platillos vibrantes.

Todo ser que alienta alabe al Señor.

¡Aleluya!

En su versión cantada, que es la que cantamos, cuando toca, claro:


En medio de aquel gentío

In En la Iglesia, Listado de entradas on enero 29, 2011 at 01:00

Dos o tres días antes de esta pasada Nochevieja me dijo mi mujer que había vuelto una amiga suya que está trabajando en otra ciudad. Vi venir que iba a querer que quedásemos un rato con esta chica. Uff, pero qué pocas ganas… No es que me caiga mal pero es que no tenía ganas de un café de tres horas hablando de cosas aburridas así que le dije a mi mujer que si podía ir ella sola. Me extrañó que mi mujer insistiese tanto en que fuésemos los dos y cuando la pregunté la razón, siendo sincero, no me dió ninguna explicación que me convenciese. Pero como se empeñó tanto pues hice como me decía y fuí.

Por algún extraño motivo esta amiga tiene mucha confianza conmigo a pesar de que somos muy distintos. Ella a veces se rie de mí porque me dice que soy muy “buenecito” y que a ella le gustan los chicos más “malotes”. Lo que no entiendo es por qué me cuenta a mí sus “chismes” que habitualmente son que se ha acostado con fulanito o con menganito, o que se ha acostado con uno que no sabía cómo se llamaba, o con otro que tenía novia. El caso es que yo siempre le digo lo mismo: que hace el tonto, que la utilizan como si fuera un objeto, que ella merece mucho más y que ella utiliza a los “malotes” como si fueran objetos lo cual es igual de malo. Pues con lo coñazo que soy la chica sigue empeñada en contarme sus cosas cada vez que me vé.

El caso es que quedamos los tres a tomar un café en un bar cerca de su casa dos dias antes de Nochevieja. Estuvimos hablando de su trabajo y de sus compañeras de piso. En un momento de la conversación derivó hacia donde ella la suele hacer derivar, que si estaba acostándose con un chico que tenía novia y que incluso ellas sabían las dos lo que ocurría. Mi mujer le comentó que eso no la iba a llevar a ningún lado y que era mejor dejar eso antes de hacerse más daño. En contra de todo lo que me podía esperar la chica casi se echa a llorar. Viendo cómo intentaba no llorar pensé que aquella chica era una persona muy fuerte, supuse que vivir así endurece en cierto modo a la gente.

Luego nos comentó que la tocaba trabajar el día de Nochevieja y, como trabaja en otra ciudad, quería pasar esa noche con el chico para no estar sola. Después le dejaría. Al ver a esta mujer decir eso medio llorando el que casi se echa a llorar soy yo. Sentí mucha ternura hacia la chica y me acordé de cómo lloró en la iglesia cuando nos casamos mi mujer y yo. Creo que realmente a esta chica no le gusta la vida que lleva y que si hace eso es por que le tiene auténtico pavor a la soledad.

Después mi mujer y yo volvimos a casa en silencio. Yo pensé en nuestra comunidad. Cuando dos de las chicas discutieron y se enfadaron les bastó una eucaristía para reconciliarse. Cuando un hermano estaba preocupado porque le iban a operar, el cura le dio en la eucaristía la unción de enfermos y nos contó lo animado que salió de allí. Una hermana  estuvo una temporada sin poder andar bien y otro hermano se pasaba a buscarla a casa para que pudiera ir a la iglesia. Uno de los hermanos vive bastante lejos y cuando su padre no puede llevarle me llama y me paso a buscarle con el coche. Cuando estuve preocupado por el trabajo el cura me animó, habló conmigo y me perdonó los pecados.

Realmente Cristo está allí, ¿cómo no llevar esto al resto del mundo?

canto

EN MEDIO DE AQUEL GENTÍO,
EN MEDIO DE TODA AQUELLA GENTE
UNA MUJER, UNA MUJER LE TOCÓ.

¿Quién es el que me ha tocado?
¿Quién es el que me ha tocado?
Dijo Cristo, dijo Cristo y se paró.

Una mujer temblorosa,
una mujer temblorosa
dijo a Cristo: ¡He sido yo!

Mas al tocar tu vestido,
mas al tocar tu vestido
el flujo de sangre se curó.
¡Hija! ¡Tu Fe, tu Fe te ha salvado!

Si quieres tú tocar a Cristo,
si quieres tú tocar a Cristo
lo puedes tocar con la Fe.

Que Él es el Hijo de Dios,
que Él es el Hijo de Dios
que ha venido para curarte,
para salvarte.

Blogosfera católica

In Listado de entradas on enero 28, 2011 at 01:00

Hace un par de años empecé a leer algún blog que me ayudaba a reflexionar sobre mi fe. Poco a poco fui conociendo otros blogs mediante los enlaces que en todos los blogs se ponen a un lado, suelen ser blogs que lee el autor que escribe el blog y que le gustan o le ayudan a él. De esta forma uno puede ir “saltando” de blog en blog. En la práctica se crea una especie de comunidad de lectores y escritores de blogs con una cierta afinidad. Estas comunidades no son algo cerrado, son un concepto un tanto difuso de gente que suele frecuentar ciertos blogs. De hecho lo normal es que estas comunidades se entremezclan unas con otras a través de gente común que lee ciertos blogs y de los enlaces de unos blogs con otros.

Desde que empecé a interesarme por esto he ido recopilando en un excel direcciones de blogs que me han parecido interesantes, podríamos decir que me he hecho una blogosfera un tanto particular con enlaces a estos blogs. Los que más frecuento son los que tengo puestos en los enlaces de este blog, pero también leo con menos frecuencia otros. Ayer estuve repasando esta lista de blogs y me dí cuenta de que en 2010 he añadido bastantes entradas a esta lista. Por curiosidad he comprobado el año de creación de los 90 blogs que tengo en mi lista y aquí está el resultado.

A esta gráfica habría que sumarle otros 6 blogs de los cuales no he encontrado la fecha de creación. Puesto que el único criterio para la “selección” de estos blogs ha sido que reflexionan sobre la fe el resultado creo que no está mal. Aunque queda muchísimo por hacer.

Supongo que un blog es un medio muy bueno para hablar bien del Señor puesto que es muy fácil de crear y de utilizar. Prácticamente sólo te tienes que preocupar de escribir las entradas puesto que el mantenimiento es muy sencillo, al contrario que una página web convencional. Además los comentarios que se pueden hacer a cada entrada permiten una interacción bastante dinámica entre lectores y escritores. Además esta interacción está muy controlada (al contrario que en los foros o los chats) puesto que el dueño del blog posee un control total para decidir qué comentarios aparecen en su blog y cuáles quiere bloquear para que no aparezcan. Vamos que en mi opinión es un medio muy bueno para hablar bien del Señor 🙂

Trabajos divinos

In Cuentos y relatos, Listado de entradas on enero 27, 2011 at 01:00

Como algunas veces soy un poco quejica, a mi padre se le ha ocurrido reenviarme un correo que tenía guardado para la ocasión:

Un día un hombre se encontró dando un paseo por el bosque una pequeña oruga que había hecho un capullo intentaba salir de él ya transformada en mariposa. El hombre se sentó a observar cómo aquella mariposa se esforzaba en salir a través de aquel pequeño agujero. Llegó un momento en que pareció que la mariposa no avanzaba nada a pesar de su esfuerzo. Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa agrandando el agujero. La mariposa salió sin dificultad, pero su cuerpo estaba débil, las alas no estaban formadas y las patitas no podían sostener su cuerpo. El hombre continuó observándola esperando que en cualquier momento emprendería el vuelo a través de las flores.

Sin embargo nada ocurrió, la mariposa continuó toda su vida arrastrándose por el suelo. Fue incapaz de levantar el vuelo.

Lo que el hombre, con toda su buena voluntad, no entendía es que, al hacer un gran esfuerzo para atravesar el pequeño agujero, los fluidos vitales se iban distribuyendo y extendiendo por las partes del cuerpo que requerían fortaleza para volar. Al pasar el agujero sin ese esfuerzo, las alas no recibieron el alimento necesario.

Algunas veces necesitamos el esfuerzo y la dificultad en nuestra vida…

Si Dios nos permitiera pasar por nuestras vidas sin obstáculos, quedaríamos débiles. No llegaríamos a ser tan fuertes como deberíamos. Nunca podríamos llegar a volar.

Yo pedí fuerza… Y Dios me dio la dificultades para hacerme fuerte.

Yo pedí sabiduría… Y Dios me dio problemas por resolver

Yo pedí prosperidad… Y Dios me dio inteligencia y músculos para trabajar

Yo pedí coraje… Y Dios me dio obstáculos para superar

Yo pedí amor… Y Dios me dio personas con problemas a quienes ayudar

Yo pedí favores… Y Dios me dio oportunidades

Yo no recibí nada de lo que pedí… Pero he recibido todo lo que necesitaba

La apóstol de los apóstoles

In Cristianos en la historia, En la Iglesia, Listado de entradas on enero 26, 2011 at 01:00

La patrona de mi parroquia es Santa María Magdalena, es una santa que me gusta especialmente por ser la primera a quién se apareció Cristo tras su resurrección. Vamos, que fue la primera persona que se enteró y que anunció que nuestro Señor había resucitado.

Marcos y Lucas narran como Jesús había expulsado de María Magdalena siete demonios, tras esto siguió a Jesús.

María Magdalena, así, con su nombre completo, aparece en varias escenas evangélicas: ocupa el primer lugar entre las mujeres que acompañan a Jesús, está presente durante la Pasión, y al pie de la cruz con la Madre de Jesús. Observa cómo sepultan al Señor, llega antes que Pedro y que Juan al sepulcro, en la mañana de la Pascua, es la primera a quien se aparece Jesús resucitado, aunque no lo reconoce y lo confunde con el hortelano, es enviada a ser apóstol de los apóstoles.

Aunque la fiesta se celebra el 22 de Julio, se hace una procesión el domingo siguiente a este día, por eso no se celebra eucaristía el sábado por la tarde. El cura invita a todas las comunidades a la procesión. Nos turnamos para llevar las andas de la imagen de la santa y hacemos un recorrido por el barrio. Primero anda la policía cortando el tráfico, luego van algunos chicos llevando velas a los lados y otro con una cruz muy alta en medio de ellos. Tras estos va la imagen de la santa y detrás el resto de hermanos. La imágen es entera de madera, la Magdalena viste como de esparto, con el pelo muy largo, en una mano tiene una cruz y en la otra una calavera. Y suele ir rodeada de muchas flores.

Si la procesión dura 40 minutos nos tiramos los 40 minutos cantando. Un cantor lleva un megáfono y va cantando seguido de otros 10 cantores con guitarras andando en abanico.  Y cantamos lo que cantó hace dos mil años nuestra santa: id y anunciad a mis hermanos que vayan a Galilea, porque yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo. O también: oh muerte, ¿dónde está tu victoria? ¡Aleluya! Y la mejor de todas: Resucitó, resucitó, resucitó…

Cuando llegamos a la plaza del barrio unos hermanos que tienen un bar sacan una mesa grande para dejar a la santa elevada. El cura con el megáfono en ristre invita a todos los del barrio a que entren en la Iglesia, anuncia que Cristo está resucitado y que Santa María Magdalena fue la primera que lo vió y lo anunció a los apóstoles. Les promete que serán bien acogidos en la Iglesia. Y yo puedo dar fé de que lo que dice es cierto, palabra por palabra.

Luego la procesión continúa y a lo largo del trayecto se unen algunos vecinos (más bien vecinas) del barrio. Se termina en la iglesia con la eucaristía.

La santa sigue anunciando que ha visto al Señor fuera del sepulcro.

Odisea radiofónica

In Listado de entradas on enero 25, 2011 at 09:32

Cada día tengo que coger el coche para ir a trabajar. Es un trayecto corto, son unos 20 minutos conduciendo, en el cual voy oyendo la radio. Al principio ponía las noticias, esto me duró poco porque las noticias me suelen poner de mal humor. Sin duda, para mí no es la mejor forma de empezar el día. Además de que la mitad de las noticias tratan de política. No es que la política me parezca mal, es que me aburre. Me da la sensación de que estamos “hiperpolitizados” quiero decir, que aunque sea un tema muy importante, raya la obsesión. Para mí es como ver la sección deportiva del telediario; casi todas las noticias son futbolísticas. No es que me disguste pero me acaba aburriendo ver sólo fútbol. En la vida existen muchos otros deportes divertidos. Es más al dar tantas noticias del mismo deporte algunas acaban siendo noticias un tanto absurdas. Pues igual pienso de las noticias y la política.

En mi travesía por las frecuencias de la radio topé con un programa bastante animado de música. Justo a la hora de mi viaje hasta el trabajo coincidía con una sección de bromas radiofónicas. Pensé que sería divertido y lo estuve escuchando unas semanas. Alguna broma me hacía gracia, pero muchas me parecían de mal gusto. El hecho de que una novia pida a la radio que intente engañar a su novio haciéndole creer que otra mujer le está pidiendo tema me parece retorcido. Siempre me he considerado una persona con bastante sentido del humor pero supongo que hay clases distintas de sentido del humor.

Luego cambié a una cadena de música en la que realmente podía escuchar música. Todavía tengo esta cadena guardada en las frecuencias del coche y a veces la oigo. Sin embargo acabé un poco cansado porque en el trabajo ponen la misma cadena y tras nueve horas de trabajo acabas oyendo las mismas caciones varias veces a lo largo del día.

Tras toda esta odisea radiofónica desde hace cosa de un año empiezo el día de una forma más “espiritual”. Oigo todas las mañanas el programa del Catecismo de la Iglesia Católica de Monseñor Munilla, en Radio María. Sólo escucho los primeros veinte minutos pero me encanta, cada día trata de un tema nuevo y como no suelo tener ni idea de estos temas, me resultan muy interesantes. Hizo varios programas explicando las frases del Padrenuestro y jamás se me hubiera ocurrido pensar que tenían tanta enjundia. Creo que para mí esta oración ha tomado mucho más sentido.

Es curioso, no sé cuanta gente escucha esta radio pero creo que puede ayudar a recristianizar la vida de los cristianos.

Por cierto, en la web también se puede escuchar esta radio y desde hace muy poco también se coge en los canales de la TDT.

Web: Radio María

Podcast: Podcast de Radio María

Nota añadida: Que curioso, me acabo de enterar cinco horas después de publicar la entrada de que justo hoy cumple 12 años. Feliz coincidencia. Muchas felicidades a Radio María.

La cafetería superpoblada

In Cultura de la Vida, Listado de entradas, Razones para la fe on enero 24, 2011 at 10:10

Los ratos del café de mi trabajo creo que no son como los del resto del mundo. Creo que el resto del mundo habla del fútbol y de mozas de buen ver. Pero nosotros no, últimamente tengo un compañero de trabajo obsesionado con la superpoblación. Y, francamente, acabo hasta las narices de tanto mensaje apocalíptico: que si dentro de 50 años vamos a ser cincuenta mil millones de trillones de personas, que si van a llegar oleadas de inmigrantes americanos y africanos, que si no va a haber comida para todos… La verdad que mi compañero es amable y buena persona, pero un poco agorero.

Tengo la impresión que el tema intenta ser una justificación más de la ideología de género porque tanta obsesión por el “control de la natalidad” no es normal. Además, en mi infinita ignorancia, los argumentos me suenan más a pseudociencia que a un estudio sociológico serio.

Como Chesterton vale igual para un roto que para un descosido:

“El mundo moderno no acepta dogmas de la autoridad, pero acepta cualquier dogma sin autoridad. Di que algo es así, según el Papa o la Biblia, y lo descartarán como superstición sin examinarlo. Pero precede tu comentario con “dicen” o “¿no sabes que…?”, o intenta (y no consigas) recordar el nombre de un catedrático mencionado en algún periódico, y el agudo racionalismo de la mente moderna aceptará cada palabra que digas”

Ahora que lo pienso… me acabo de acordar que leí un artículo en Público muy interesante. No me acuerdo quién era el autor, creo que era catedrático de algo… pero no me acuerdo como se llamaba. Por lo visto ante la superpoblación en japón estaba aumentando la tasa de condenados por canibalismo, ¡fíjate! Te paso un enlace: http://www.elgranchef.com/2009/05/06/%C2%BFrestaurante-canibal/

Hospitalidad

In Cultura de la Vida, Listado de entradas on enero 23, 2011 at 01:00

Hoy me ha dado por pensar en la hospitalidad.

He leído por ahí una cosa que me ha gustado mucho: la hospitalidad es una forma práctica de servir a Dios.

“Y dijo: Señor, si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo. Que se traiga ahora un poco de agua, y lavad vuestros pies; y recostaos debajo de un árbol, y traeré un bocado de pan, y sustentad vuestro corazón, y después pasaréis; pues por eso habéis pasado cerca de vuestro siervo. Y ellos dijeron: Haz así como has dicho” (Gen 18,3-5).

Y también al contrario: el aceptar la hospitalidad permite a otros practicar la generosidad.

“Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario” (Lc 10,7).

Al practicar la hospitalidad podríamos agasajar aún a los ángeles.

“No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hb 13,2).

Eucaristía en el cenáculo

In En la Iglesia, Listado de entradas on enero 22, 2011 at 01:00

Hasta ahora nuestra comunidad tenía que celebrar la eucaristía con otra, la cuestión es que no tenemos salas suficientes en la iglesia para celebrar. Y el cura no podía celebrar con nosotros a otra hora. El párroco nos ha querido hacer un regalo de año nuevo estupendo, ha conseguido arreglar más o menos una sala que hay en la torre de la iglesia para que podamos celebrar la eucaristía. Está a la altura de un segundo piso y la escalera para llegar hasta allí es como un camino de cabras. La sala es muy muy vieja, el suelo está un poco irregular pero no está nada mal porque las paredes las han pintado hace poco. ¡incluso tenemos luz y una calefacción eléctrica!

En seguida nos pusimos manos a la obra para subir todo lo necesario para la eucaristía, barrimos el suelo y limpiamos como pudimos las ventanas aunque todavía están un poco sucias, subimos varias alfombras, la cruz, los manteles y unas tablas para hacer el altar, hicimos el centro de flores y montamos la asamblea.

Hemos recibido un regalo todavía mejor: un cura se ha ofrecido a presidir la eucaristía. Es muy majo y es muy joven, cuando acaba sus labores en su parroquia nos hace el favor de recorrer 20 kilómetros en moto para venir a la eucaristía. Incluso nos ha invitado a ir de convivencia a su parroquia.

Justo antes de empezar la eucaristía el cura se sentó sonriente en la presidencia y nos dijo que la sala se parecía a un cenáculo como en el que Jesús celebró la Pascua porque estaba como en un segundo piso y nos hizo ver que entre todos eramos doce personas y que al estar reunidos en nombre de Jesús allí estaría Él celebrando la Pascua con nosotros. Conté a los que estábamos allí y efectivamente éramos doce. Pensé que era una imagen preciosa la que nos había echo ver el cura y bien apropiada para comenzar la eucaristía. Dí gracias a Dios por aquel cura y por sus observaciones.

Esta semana nos han dicho que en breve van a empezar la obra para arreglar la escalera que lleva al “cenáculo” y que hasta que terminen tenemos que volver a celebrar la eucaristía con otra comunidad. El párroco ha sido muy generoso y ya estoy deseando que terminen de arreglar las escaleras…