Qbstt

La alegría de ser oveja

In En la Iglesia, Listado de entradas on diciembre 18, 2010 at 01:00

Se vé que soy nuevo en estas cosas de la Iglesia porque para mi sorpresa me he encontrado quien siendo oveja pretende ser pastor. Bueno ese en realidad no es mi problema. Lo que me choca es que me intenten “comer la oreja” para hacerme creer que no soy oveja, que yo soy pastor. Puede que se cachondeen de mi condición de oveja, ¡qué le voy a hacer, quiera o no, soy oveja!

Lo cierto es que Dios también a las ovejas nos ha dado un cerebro, muy limitado claro, pero suficiente. Y nos ha dado una clave para saber a qué árbol nos tenemos que arrimar (ya se sabe que a quién buen árbol se arrima, buena sombra le covija.) El árbol bueno, por lo visto, es el que da buenos frutos y en ocasiones también abundantes, y gracias a Dios éste es el que me pilla de Camino. En cambio parece que a veces nos quieran vender arbolitos más bien raquíticos y cuyos frutos son inexistentes por lo cual han colgado de sus ramas frutas de plástico que por lo visto son muy modernas. El resultado es mas bien cutrecillo y a pesar de mi condición de oveja pues mira chico, como que tonto no soy.

Por lo de mi condición de oveja estoy feliz. Doy gracias a Dios porque me ha dado la vida y porque me ha hecho oveja. Si intentase ser pastor pues la liaría parda. Eso sí, el ser oveja no es ser un bulto inútil. Si Dios me ha dado patas es para caminar por donde el pastor me guía. Si me da hierba y agua abundantes es para que coma y beba. Y si me ha dado boca es para bendecir al Señor. Si, parece que mi trabajo no es fingir ser pastor, mi trabajo como oveja es hablar bien del Señor, y bien sabe Dios que esto a veces me cuesta.

¡Ovejas del Señor, bendecid al Señor!

Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Angeles del Señor, bendecid al Señor; cielos, bendecid al Señor.

Aguas del espacio, bendecid al Señor; ejércitos del Señor, bendecid al Señor.

Sol y luna, bendecid al Señor; astros del cielo, bendecid al Señor.

Lluvia y rocío, bendecid al Señor; vientos todos, bendecid al Señor.

Fuego y calor, bendecid al Señor; fríos y heladas, bendecid al Señor.

Rocíos y nevadas, bendecid al Señor; témpanos y hielos, bendecid al Señor.

Escarchas y nieves, bendecid al Señor; noche y día, bendecid al señor.

Luz y tinieblas, bendecid al Señor; rayos y nubes, bendecid al Señor.

Bendiga la tierra al Señor, ensálcelo con himnos por los siglos.

Montes y cumbres, bendecid al Señor; cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor.

Manantiales, bendecid al Señor; mares y ríos, bendecid al Señor.

Cetáceos y peces, bendecid al Señor; aves del cielo, bendecid al Señor.

Fieras y ganado, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Hijos de los hombres, bendecid al Señor; bendiga Israel al Señor.

Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor; siervos del Señor, bendecid al Señor.

Almas y espíritus justos, bendecid al Señor; santos y humildes de corazón, bendecid al Señor.

Ananías, Azarías y Misael, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.

Bendigamos al Padre al Hijo y al Espíritu Santo, ensalcémoslo con himnos por los siglos.

Bendito el Señor en la bóveda del cielo, alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: