Qbstt

Alma de contable

In En la Iglesia, Listado de entradas on diciembre 13, 2010 at 01:00

Muchas veces se cuela en mi pensamiento la cuestión de si somos muchos o si somos pocos. Se ve que tengo una fe muy calculadora.

Es curioso, cuando alguien comenta en alguna celebración que somos pocos, siempre hay un hermano que dice que si el Señor ha elegido a pocos para asistir tenemos mucha suerte de ser de estar entre los pocos elegidos. ¡Cuantos bienes nos ha dado el Señor! Cada uno de mis hermanos en mi parroquia es una bendición del Señor.

Los cristianos que clamaban contra la esclavitud en el siglo XVIII eran cuatro pelaos, pero fueron la sal del mundo. Eran pocos los que les decían los reyezuelos del
mundo que hay un Rey por encima de ellos, que los reinos de este mundo pasarán y que después todos seremos juzgados según el amor. (Por lo visto eso de creerse por encima del bien y del mal ya viene de lejos)

Abram salió con Sarai y Lot de Ur de Caldea, eran tres. Dios le prometió por descendencia una multitud y ha cumplido.

Cristo ha muerto sólo en una cruz y mira la que ha armado…

Nota mental: “Espera en Dios, que volverás a alabarlo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: