Qbstt

En manos de Dios

In En la Iglesia, Listado de entradas on diciembre 12, 2010 at 01:00

Es curioso, antes de entrar en la Iglesia, parece que no me quedó otro remedio que pasar por una etapa de negación de la existencia de Dios. Y no es que me pusiese bruto con el tema, es que realmente perdí la fe aunque yo no quería. Salí de mi propia versión adulterada de la Iglesia al vacío más absoluto para encontrarme de nuevo con la Fe y con la Iglesia versión original. ¿Quizás por mis pecados? Pues casi seguro. ¿Y por qué a mí si no hice nada fuera de lo “normal”? Pues ni idea, pero para mí el acoger la Fe fué lo mejor que me ha podido pasar en la vida.

La cosa es que el proceso no ha sido baldío. A parte de una gratitud inmensa a Dios y a la Iglesia, me ha quedado el temor a no encontrar a Dios en mi vida además de una cierta comprensión con aquellos que no conocen a Dios. Con los ateos, vaya.

La cuestión es que muchas veces oigo algunas quejas de parte de algunos cristianos (sobre todo laicos, no sé por qué) como por ejemplo que no atienden a razones o que hay un cierto desprecio hacia la Fe. Puede que en parte esto sea cierto aunque con muchos matices. Una cuestión fundamental pienso que es que Dios existe y que te quiere y esto no es sólo una cuestión de creérselo así a las bravas. Parece que la Fe es un don, un don que Dios nos regala y que nosotros acogemos, claro. Pero nuestros tiempos y los tiempos de Dios nos son los mismos y si uno quiere, pero no ocurre pues no ocurre. Y si le dices que el Señor dice que el que busca hallará pues le estás dando ánimos pero si no tiene Fe es difícil, desde su punto de vista, creer esto también.

Vamos, lo que quiero decir es que la cosa no es tán fácil como muchas veces parece. Lo que ayuda inmensamente es ser amable, dar toda la libertad del mundo, ser coherentes con nuestra Fe y anunciar el kerigma.

Otra cosa es que ciertamente hay gente que no quiere saber nada del tema, pero estoy casi convencido de que son pocos.

Todo esto lo escribo desde mi experiencia y sin ánimo de ofender, sino todo lo contrario. Parece que para dialogar con una persona sin Fe hay que darlo y aguantarlo todo sin esperar nada a cambio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: