Qbstt

Con la Iglesia hemos topado, ¡qué suerte!

In En la Iglesia, Listado de entradas on diciembre 4, 2010 at 00:09

Hace cosa de un año que me topé con esa gran verdad que es la doctrina de la Iglesia y con la Fe. Bien, no fue un proceso muy dramático, como otros que he visto en mi parroquia en los que entran en juego las drogas, el alcohol o la muerte de un ser querido. Aunque para mí fue algo exhultante y lleno de luz, incluso yo diría que emocionante. Algo tan gozoso que me invitó a la conversión. Si se llama conversión es porque te invita a cambiar tu vida, porque hace que dejes de caminar en un sentido y comiences a hacerlo en otro. Bien, al contrario que Paco Umbral, en esta entrada yo no “he venido a hablar de mi libro” por lo que no comentaré nada más sobre esto 🙂

Lo que si que quiero compartir es que en ese proceso una de las cosas que me han llamado la atención es que la fe no es una cuestión  emocional (sin ánimo de menospreciar lo emocional), sino que es en gran parte intelectual. Quiero decir, que la fe no es que sea algo razonable sino que es que es lo razonable por excelencia. Nadie nunca me lo había dicho y yo tampoco lo había imaginado. Por eso creo que es importante una entrada sobre este tema. Quizás así dicho suena un poco frío pero creo que comprender esto ayuda a la conversión.

Para compartirlo con los demás, me gustaría dejar una lista de unos pocos libros que a mí me han ayudado a comprender las “razones” de nuestra fe:

  • “Cáritas in veritate”, de Benedicto XVI – Brillante el papa
  • “¿Por qué soy católico?”, de Chesterton – El que más recomiendo para comenzar
  • “Crimen y castigo”, de Dostoievski
  • “Confesiones”, de Santo Tomás de Aquino San Agustín – Otro también muy recomendado para comenzar
  • “San Francisco de Asís”, de Chesterton

Sería estupendo que si lees esto y se te ocurre algún otro libro que te haya movido a la fe que lo compartas poniéndolo en un comentario.

Anuncios
  1. La relación fe-razón es uno de los caballos de batalla de B16. Lo que dijo en España recientemente sobre esa relación de mutua (aunque no simétrica) ayuda me pareció muy revelador. La razón necesita la fe. Pero la fe necesita también la razón.
    Hay sitios (de la Iglesia) donde se habla muy mal de la razón, pero es porque se hacen un lío, y confunden lo razonable con el racionalismo. Pero bueno.De eso hablaremos otro día.
    Por cierto: ¿Esa obra “Confesiones” es de Tomás de Aquino, o de Agustín?. Es que no me acuerdo de que Santo Tomás escribiera algo con ese título. Pero bueno. A lo mejor se me ha escapado.

    • Muchas gracias por el comentario. Me parece que el hecho de tener este papa en estos momentos es una bendición. Ciertamente, se me confundido de santo, es de San Agustín, no de Santo Tomás. Muchas gracias por la corrección, eso si que es una corrección desde la caridad! De cualquier modo también quiero aclarar que lo mío más que conocimiento es interés, simplemente es algo que me ha sorprendido

  2. Ahí va otro:

    x “Cómo sobrevivir intelectualmente al sigo xxi”, de Leonardo Castellani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: