Qbstt

Estudio sobre el libro gordo de Petete

In En la Iglesia, Listado de entradas on diciembre 2, 2010 at 08:54

Libro gordo de Petete

El otro día mientras oía una canto me hacía gracia el pensar que curiosamente, aunque era uno de los que más me gustaban, comenzó siendo uno de los que menos. El estribillo del canto en concreto es una petición al Señor: “llévame al cielo”. Seguido de un tremendo “porque morir es con mucho lo mejor”. Esto para mi forma de ver la vida (según algunos) obsesivamente optimista era difícil de tragar. Cuando lo oía pensaba: sí, llévame al cielo pero dentro de muchos muchos años, que de momento estoy muy bien aquí. Sin embargo no podía dejar de pensar que otra parte del canto me atraía: “oh que bueno, oh que dulce ha sido tu Amor conmigo”. Y es que mi experiencia personal con Dios ha sido esa, ha sido la suave brisa de Elias, me ha tratado con amor cuando lo he necesitado, Dios no me ha violentado, no me ha forzado a nada. Él sólo estaba ahí, esperándome. Como un susurro que grita que eres realmente libre. Una suave brisa que empuja la pequeña barca de tu vida si te atreves a desplegar la vela en el ángulo correcto.

Y sin embargo, el estribillo me fastidiaba el canto machaconamente…

Hace relativamente poco tiempo tuve la oportunidad de asistir a una convivencia en la cual se habló de la vida y de la muerte, del cielo y del infierno. Tuve la oportunidad de escuchar que el cielo y el infierno también pueden ser vividos aquí y ahora, pueden ser estados del alma que podemos experimentar en esta vida. Y es que en ocasiones encontramos muerte en vida, encontramos situaciones que “matan” nuestro corazón, que nos desgarran y nos machacan. Esto cualquier matrimonio lo sabe, una sóla frase dicha por la persona a quien más queremos nos puede matar, nos puede dejar una herida abierta en el corazón. Y podemos empezar a ver a esta persona como nuestro peor enemigo.

Sin embargo hay una muy buena noticia: Cristo a vencido a la muerte!!! No, no está nada perdido, Cristo nos invita a morir por amor y tras esta puerta que es la muerte nos promete la resurrección. Cuando tu marido o tu mujer o tu hijo o tu padre se convierte dolorosamente en tu enemigo, Cristo te promete que le puedes querer, que le puedes perdonar. ¡Y cómo cambia esto tu vida!

Modo irónico: Esto es una cosa que no estamos acostumbrados a ver en nuestra sociedad (yo por lo menos no lo estaba antes de entrar en la Iglesia) y según me dicen se llama: ESPERANZA y no sólo puede cambiar tu vida, también puede conseguir que una canción pueda a gustarte más.

😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: